¿Dónde querés ir?
Compartir
¿Te gusta Teherán?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +

1 opinión sobre Talâr-e Salâm

La sala de recepciones del Palacio de Golestan.

Un absoluto derroche de brillos, dorados, artes suntuarias y lujo como representación del poder y poderío del imperio persa y sus monarcas los shahs.

Grande, muy grande, impresiona todo, los suelos, las alfombras que los cubren, techos, trono, ornamentación y todas las finas artes que se exponen: regalo de las cortes que visitaban al monarca persa en este caso el Shah Nasser-lo Din. Impresiona el trono y el trabajo experto y minucioso para decorar con trozos de espejo, los techos de la sala.

¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos