Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde querés ir?
¿Te gusta San Fernando?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en San Fernando

158 colaboradores

66 lugares para visitar en San Fernando

Museos en San Fernando
Museo naval de San Fernando
(2)
El museo está situado en la calle Real y ocupa parte de la anterior Capitanía General. Repito, hay que visitarlo. Este museo es muy instructivo y !hay que visitarlo!!
Estatuas en San Fernando
Eolo
(1)
Escultura Eolo, ganadora del Certamen Internacional de Esculturas urbanas de San Fernando en el año 2005. Como el resto de ganadoras de este certamen se halla expuesta públicamente en la Plaza de las Estatuas, donde antes se ubicaba el Campo de Deportes Municipal Marqués de Varela. Es obra de Carlos Albert, nacido en Madrid en 1978, licenciado en Bellas Artes y poseedor del Diploma de Estudios Avanzados dentro del Doctorado de Bellas Artes. Se caracteriza por la bísqueda de las formas interiores, de la esencia de los objetos a los que retuerce forjando formas antinaturales. Artista minimalista como pocos, su Eolo mide tres metros de altura y está realizado en bronce. Carece de todo rasgo humano quedando reducido a su expresión de generar aire.
Estatuas en San Fernando
Monumento a La Lola
(2)
Se trata de un homenaje a un personaje mítico, salido a la luz en la obra "La Lola se va a los puertos" de los hermanos Machado que llevó al cine en 1947 Juan de Orduña. Se representa a una mujer joven, vestida con traje de faralaes y con un par de rosas en la mano. En la parte trasera del monolito un timón hace una referencia a su viaje. La literatura y el cine ha popularizado la tragedia de la mayor cantaora flamenca de aquellos tiempos, quien abandonó en barco su San Fernando natal para irse a vivir con su prometido en Sanlúcar de Barrameda. La figura es totalmente realista, en un gesto muy natural. Aunque el personaje es literario muy posiblemente los hermanos Machado se basasen en una historia real. Así al menos lo piensan por aquí, a quienes pregunté me afirmaron que vivió y que Dolores Pabla fue la mayor cantaora de su época.
Plazas en San Fernando
Alameda Moreno de Guerra
(5)
Las fotografías corresponden al aspecto de la conocida como “La Alameda” una semana antes de su inauguración tras su última reforma. Ahora se abre el día 1 de noviembre de 2010. En realidad antes estaba en un estado general aceptable, pero las obras del tranvía que va a pasar por su lado precisaban de reformar el pavimento. De paso se ha aprovechado para reponer parte del césped y sanear la parte del equipamiento que estaba deteriorado. La calle Real era la travesía de San Fernando, el único camino para llegar a Cádiz por tierra. Con la puesta en funcionamiento de la ronda de circunvalación esta calle céntrica, que dio origen a la población, ya no era necesaria para el tránsito rodado. Así se ha peatonalizado y se está ultimando la instalación de las vías del futuro tranvía que unirá a San Fernando con Cádiz y Chiclana. Esta plaza, en las afueras del Castillo de San Romualdo, siempre ha sido un oasis de verdor en la travesía. Recuerdo que siempre estaba llena de isleños, en una calle Real donde era prácticamente imposible el poder aparcar y menos el parar. Ahora es una delicia poder pasear tranquilamente por esta remozada Alameda. Aunque, lamentablemente, el remozado se ha llevado por delante gran parte del arbolado existente, en pro de una decoración más decimonónica de elementos de menor tamaño. Esta decisión me parece incorrecta, porque uno de los mayores encantos de una alameda es precisamente sus árboles, ¿una alameda sin árboles qué es lo que es? Tiene una extensión de cuatro mil metros cuadrados, de los cuales sólo quinientos están destinados a zona verde. El centro lo ocupa un templete histórico, en un lateral un parque infantil y en las partes exteriores un ornato de jarrones neoclásicos y alicatados andaluces. Algo bien hecho ha sido la restauración de los bancos, que proceden de 1853, parcialmente de hierro y de cerámica realizada por un taller local imitando la original. Una novedad es la instalación de una red de drenaje, de la que la Alameda carecía anteriormente, manteniéndose un pavimentado de color rosa en toda la plaza excepto en el centro que es de color gris. Aunque los cambios han mantenido y reforzado muchos elementos originales, las modificaciones le han dado un nuevo aspecto a esta Alameda, la que yo recuerdo de otra manera. Los edificios que rodean a la Alameda conservan, en algunos casos, el espíritu inicial de la misma. Concebida como un lugar de descanso de los viajeros aún está en pie el Bingo y la Posada, donde entramos a tomar un café recordando otros tiempos donde afuera había una Alameda y no este remedo que con tanto cambio han creado. De todas formas continúa siendo el principal parque del centro urbano y un rincón que mantiene su mágico encanto de finales del siglo XIX.
De interés cultural en San Fernando
Puente Suazo
(2)
Este edificio es un molino de mareas. Aprovecha las pleamares y bajamares para realizar la molienda.
Monumentos Históricos en San Fernando
Casa Consistorial
(2)
En una parte central de la calle Real, travesía que cruza la ciudad de San Fernando totalmente, se halla una plaza creada en el siglo XVIII con la intención de que delante del ayuntamiento hubiese un espacio abierto para su contemplación. Cuando la Armada se instala en San Fernando el territorio se separa del municipio de Cádiz y se comienzan a levantar grandes construcciones administrativas. Así sucede con este consistorio de enorme tamaño dado que es el más grande de Andalucía y el tercero de toda España. El trabajo es encargado a Torcuato Cayón quien crea la estructura básica del edificio hasta 1783 en que es sustituido por Pedro ángel Albisu que levanta la escalera imperial y parte del primer piso. Posteriormente intervienen Torcuato José Benjumeda y Amadeo Rodríguez, datándose en 1895 la construcción de la segunda planta. A pesar del relevo de los distintos arquitectos la obra mantuvo la misma línea porque fue supervisada por Ventura Rodríguez en su condición de arquitecto de la corte. Es de estilo neoclásico. Planta rectangular con pilastras decorativas, el clásico arco de medio punto del neoclasicismo andaluz, y un balcón señorial corrido. Contrariamente al neoclasicismo sevillano y cordobés que gusta de introducir elementos que rompan la composición como balcones laterales o puertas no centradas en la fachada, este edificio es absolutamente simétrico y proporcionado. Ocupa una manzana entera, levantándose su parte delantera sobre un basamento para corregir el desnivel existente. En su interior aloja los fondos bibliotecarios donados por el Almirante Lobo, en la parte inferior tiene oficinas, el Salón de Plenos en el primer piso y distintas dependencias administrativas en el resto. Actualmente está sometido a una restauración. Se halla en la que antes se llamaba Plaza de España, que ahora por mor de la política se llama del Rey. Es el edificio civil más grande de Andalucía y el mejor exponente del neoclasicismo español.
Estatuas en San Fernando
Monumento a las Cortes de 1810
(2)
Puede extrañar el título porque todos sabemos que la Constitución se aprobó en 1812. No hay contrasentido en las fechas, en 1810 los diputados se reunieron en el Teatro Cómico de San Fernando, hoy conocido como Teatro de las Cortes, y en 1812 se trasladaron a Cádiz al correr el rumor de que los franceses habían conseguido un grupo de barcazas y planeaban entrar en San Fernando. Conviene recordar, con respecto a la famosa letrilla parodiando los cañonazos franceses, que las tropas de Napoleón nunca llegaron hasta las murallitas de Cádiz, quedando paradas delante de San Fernando delante del río que no pudieron cruzar. También conviene recordar, para entender este sinsentido histórico, que entonces San Fernando era parte del municipio de Cádiz, del que se separó a principios del siglo XIX cuando la Armada se instaló en San Fernando. Con estas razones se entiende que los isleños hayan levantado un monumento a las Cortes de 1810, que fueron las suyas, al margen de que los diputados aprobasen la Constitución en Cádiz. Se halla en la conocida como Plaza de la Iglesia, un rincón en el centro de la calle Real, el Camino Real que atraviesa San Fernando y que hasta la puesta en funcionamiento de la ronda de circunvalación era la única entrada terrestre en Cádiz. Se puede decir, por ello, que este monumento se ha colocado en el centro de la ciudad. Enfrente está la iglesia mayor donde se celebraron parte de las sesiones de los diputados. El monumento es, en realidad, una fuente con una placa con un altorrelieve muy poco acusado con las siluetas de algunos de los ponentes. Tras el mismo se halla la fachada del hotel AC Salymar, en un estilo que concuerda con el monumento de aspecto racionalista. Se inauguró en septiembre del 210, hace muy poco, coincidiendo con el bicentenario de la constitución. Su autor fue Alfonso Clemente García, quien intervino dedicando el monumento al pueblo de San Fernando. De todas maneras fue un acto de inauguración un tanto frío porque apenas asistieron un centenar de personas al mismo. Según su autor su intención ha sido que los isleños recuerden, si les llegan momentos difíciles, la manera de salir de ellos. Y que espera que el pueblo sienta como suyo este hecho histórico, donde todos se pusieron de acuerdo aunque tenían diferente ideología. Un texto en el monumento refleja las ideas que movieron a aquellos diputados. A pesar de todo el monumento me pareció, personalmente, poca cosa. Demasiado simplista en su concepción, puede pasar fácilmente inadvertido porque llama poco la atención. Si se mira desde lejos casi ni se nota.
Iglesias en San Fernando
Iglesia de San Francisco
(3)
Esta Inmaculada estaba en el Arsenal de La Habana y llegó "repatriada"en un cañonero que formó parte del último convoy procedente de Cuba. Por eso a la Virgen la llaman La Repatriada.
Estatuas en San Fernando
Monumento a Luis Álvarez Duarte
(1)
Ibamos hacia la playa del Castillo cuando al pasar junto al Parque de Bomberos contemplamos una extraña composición artística y nos paramos a conocer qué era aquello. Leyendo en un monolito nos enteramos de que estábamos en una glorieta dedicada al imaginero Luis Alvarez Duarte. Este artista, dedicado al arte sacro, nació en Sevilla en 1949 y ha inundado media España gracias a una prolífica actividad esculpiendo tallas de gran aceptación popular. La más conocida es la del Cachorro sevillano, pero en San Fernando se le conoce por otras cuatro obras, tan importantes como la virgen de la Trinidad por citar sólo una de ellas. Su formación fue esencialmente autodidacta, aunque influenciado por los consejos de otros grandes maestros y por sus visitas a Italia. Esto le ha hecho crear un estilo personalísimo, donde el sentimiento y la expresividad son las características esenciales de sus imágenes. En el año 2005 las cuatro hermandades isleñas con tallas suyas promovieron que se le levantara un monumento en agradecimiento a su obra. Estas hermandades son las de la Borriquita, Medinaceli, Misericordia y Jesús Nazareno. El 27 de junio de 2006 lograron su propósito con la inauguración de este monumento. El alcalde Manuel María de Bernardo presidió el acto, acompañado del propio artista. Lo curioso del caso es que uno esperaría encontrar una imagen religiosa en la rotonda, y además con gran expresividad. Y, sin embargo, el monumento es un entramado de metal azul rodeado de algunas torretas metálicas sobre una base de arena. Me parece lo más alejado posible de la obra del imaginero, pero lo que es evidente es que se presta a cualquier tipo de interpretación. Mi acompañante me dijo que le parecía que el cono central representaba a un penitente, el arte contemporáneo tiene estas cosas, sirve para todo.
Información Turística en San Fernando
Centro de Visitantes del Parque Natural Bahía de Cádiz
(1)
Llegar a este Centro de Visitantes es sencillo. Basta seguir los letreros que indican la dirección de la Playa del Castillo. Una vez abandones la zona urbana entras en la carretera de la Playa, dejando a la izquierda un bosquecillo con las instalaciones del cuartel de Camposanto y la marisma a la derecha. Al final de dicha carretera hay una rotonda, junto a la cual está el Centro. A mano derecha están las playas de Camposoto y del Castillo. Así que dirígete a la playa y desde cualquier punto verás a este flamante Centro de Interpretación, construido en el año 2008. No es un centro informativo para las playas cercanas, aunque por supuesto te ofrecerán todo tipo de información sobre las mismas, sino de todo el Parque Natural Bahía de Cádiz, que abarca mucho más que el término municipal de San Fernando. Por ello es un lugar recomendable para recabar información, porque son muchos los recursos de este Parque Natural. Tomamos la rotonda y entramos en el Centro. Afuera hay bastante aparcamiento. Era domingo por la mañana por lo que las instalaciones estaban abiertas. Conviene recordar que los lunes cierran y desde las dos de la tarde no queda personal. En todo caso por la parte trasera del centro hay unos jardincitos donde se está montando un jardín botánico con las especies halófilas propias de las marismas, las que soportan una alta concentración salina. En dichos jardincitos han montado unos merenderos cubiertos, que si vas a las playas y hace sol ya sabes el lugar más apropiado para almorzar, sentado y a la sombra. Para entrar en el centro hay que pasar por una pasarela. Entras en un amplio vestíbulo donde una señorita, con uniforme de segurata, te atiende. Si te dedicas a leer los paneles existentes o pasas directamente sin decirle nada, ella tampoco te importuna. Nosotros primero entramos y curioseamos y luego le preguntamos. Nos recomendó que siguiéramos el itinerario marcado en las baldosas del suelo con huellas azules. En este vestíbulo hay una serie de sofás ideales para descansar tranquilamente de una dura jornada, contemplada a través de las ventanas acristaladas el paisaje. Pero a mano derecha hay una sala oscura donde ponen un audiovisual cada ocho minutos. Nos recomendó que entrásemos allí y así lo hicimos, saliendo enseguida porque el audiovisual no estaba funcionando. Se movieron automáticamente las cortinas de la entrada, cerrando la sala a la luz, y comenzó la proyección. Había dentro como un par de bancos para sentarse y desde ellos escuchamos y vimos un reportaje sobre lo más importante del Parque. Lo que saqué en claro es que es agua y fango en constante movimiento, creando diversos ecosistemas que dependen de las mareas. Y que la riqueza en vida es mucha en esta tierra a pesar de la alta salinidad. De hecho la cocina gaditana es famosa internacionalmente por los productos de la marisma, el pescaíto frito, los cangrejos, los moluscos, etcétera son productos que sólo se crían en el fango de la marisma y en el estero. Tras acabar la proyección, en español, seguimos las huellas azules, cruzando por un pasillo con vistas al océano. Al final pasamos por la Sala de Exposiciones donde había una interesante colección interactiva explicando los secretos del Parque Natural. Había diversos instrumentos que te hacían preguntas sobre el mismo y conforme a tu respuesta proyectaban un audiovisual. Al final, si le dedicas tiempo, terminas aprendiendo un montón de cosas, pero nosotros no tuvimos tanta paciencia y continuamos nuestro itinerario. En el piso superior hay un mirador. Al lado diversos folletos y libros sobre la avifauna del Parque, así como las partes del mismo que desde el mirador podían contemplarse. Varios teleobjetivos permitían adentrarse visualmente en el mismo. Desde allí sale una escalera que lleva a otras dependencias del Centro de Visitantes. Ya en el vestíbulo de entrada vimos unos carteles indicando lo que creímos la cafetería. Es la zona izquierda del edificio, allí están los servicios, impecablemente limpios, y un par de máquinas expendedoras de bebidas. Su precio muy reducido, la lata de cocacola estaba a 0.70 euros, aunque el niño me dijo que notó que tenía poco gas porque era una lata ya muy antigua. El agua natural, como el resto de bebidas, estaba también muy barata. Ya conocéis de otro sitio barato para comprar refrescos si vais a las playas de San Fernando. Finalmente nos fuimos. Apenas si nos llevamos un folleto, últimamente no acumulamos publicidad. Lo hicimos para conocer el programa de visitas a los Espacios Naturales andaluces en este fin de año. Entre todas las actividades sólo hay una que se realice en este Parque Natural, y es muy curiosa. Se celebra el día 13 de noviembre y consiste en una Observación de estrellas en la Bahía de Cádiz. Si a alguien le interesa los teléfonos de contacto son el 952329384 y 902525100, imagino que observar las estrellas en este paisaje lunar debe ser alucinante.
Playas en San Fernando
(2)
De interés cultural en San Fernando
Los caños de San Fernando
(2)
El piragüismo, una delicia para nuestros ojos,podemos ver las cositas que estos caños tienen en secreto, antiguas salinas con sus peculiaridades (muchas de ellas sus bases están formadas por tinajas)
De interés cultural en San Fernando
Colegio La Salle El Carmen
(1)
Para llegar a Cádiz era necesario pasar por un estrecho istmo que era conocido como Camino Real. Este camino se llama actualmente calle Real y desde inicios del siglo XIX se convirtió en municipio, segregándose del de la ciudad de Cádiz. Este hecho coincidió con la instalación de la Armada en San Fernando, agrupándose alrededor del Castillo de San Romualdo. La población creció rápidamente, concentrando su actividad en los oficios navales, para lo que resultó de extrema necesidad de centros de educación que prepararan a los gaditanos en lo que las fuerzas navales precisaban. Así nacieron las barriadas marineras y diversas instituciones religiosas se instalaron en San Fernando dando cumplimiento a aquella necesidad. Entre ellas la más importante, aunque sólo sea por el número de isleños a los que atendieron, fue la de San Juan Baustista de La Salle que se instalaron en la ciudad en 1888. Construyeron un edificio en el estilo neoclásico purista que Torcuato Benjumeda y Ventura Rodríguez impusieron en la localidad. El primero como arquitecto del Ayuntamiento local y el segundo como arquitecto de la Corte difundieron un clasicismo donde no cabía la ruptura de la simetría propia de este estilo y muy habitual en otros puntos de Andalucía. El edificio, de gran tamaño, tiene planta rectangular y dos plantas. Por la calle Real tiene tres entradas, la última para la capilla, señalada por una talla de la Virgen del Carmen dentro de una hornacina. Es absolutamente simétrico y proporcionado, con escasa decoración exterior ornamental y balcones señoriales. Por su estructura y su buen estado de conservación es uno de los mejores ejemplos del neoclasicismo gaditano. En su fachada hay cuatro placas. Una de ellas, de 1927, está dedicada a un “sabio matemático”, José de la Vega Martínez, lo cual llama la atención porque su texto insiste en que sus méritos son de sobra conocidos. Las otras tres han sido instaladas por el Ayuntamiento, en los años 1939. 1963 y 1988 y están dedicadas a agradecer públicamente a los hermanos de La Salle su labor educativa. Actualmente se imparte Educación Primaria y Enseñanza Secundaria Obligatoria.
Estatuas en San Fernando
Monumento a la Familia
En la glorieta que hay en la Carretera de la Playa del Castillo donde nace la Carretera de la Batería de la Ardila se ha instalado un monumento a la familia, en una zona bastante despoblada pero con gran afluencia de viandantes camino de la playa y de los cercanos senderos. Paramos porque nos llamó la atención. Ya veníamos conmocionados por el extraño monumento de la anterior rotonda, una composición de estructuras de metal para recordar la figura de un imaginero especializado en tallas de gran expresividad. Aún no entiendo cómo se puede homenajear a alguien con una obra de arte absolutamente contrapuesta a su creación. Y al llegar a la siguiente rotonda, menos mal que en esta carretera no hay más porque si las hubiese no sé qué habrían colocado en las siguientes, nos encontramos con esta composición con aires modernos. La rotonda es de lo más sencillo que te puedas imaginar, sin un arbolito, sin ningún adorno. Ni siquiera una placa diciendo cuándo se instaló este grupo escultórico o quién es su autor. Absolutamente nada. La Batería de la Ardila fue uno de los puntos vitales en la defensa de San Fernando y en esta composición escultórica se ha pretendido rendir homenaje a la familia, como elemento imprescindible para el funcionamiento de la Batería. Desconozco quién ha sido el autor de este grupo pero me consta que próximamente se colocará una placa en la glorieta pues nos hemos adelantado con nuestras imágenes a la inauguración del monumento, prevista para dentro de algunos días. Espero que entonces coloquen alguna placa explicando el sentido de este monumento porque por su ubicación se presta a confusión, dado que es un lugar por el que pasan a pie muchas familias camino de las cercanas playas.
Senderismo en San Fernando
Sendero Río Arillo
Te diriges hacia la playa de Camposoto. En cuanto dejas los barrios residenciales pasas por una carretera con un antiguo cuartel en un bosquecillo a la derecha y la marisma a la izquierda. A mitad de esta carretera hay un mirador a la izquierda, señalizado con un cartelón de Parque Natural. Entras y aparcas tranquilamente, siempre hay sitio. Desde este mirador salen dos senderos. Uno retrocede hacia San Fernando, pasando junto a las ruinas de industrias salineras y las compuertas de marea que mantienen el nivel necesario para la existencia de la marisma. La desembocadura del río Arillo queda a un par de kilómetros, más o menos, camino de San Fernando, pero la parte del estero que se halla delante de esta desembocadura se halla protegida por estas compuertas para mantener un caudal mínimo de agua, la necesaria para la existencia de un rica avifauna y del pescado y marisco de estero que tanta fama ha dado a la bahía de Cádiz. Pero nuestro sendero es el otro, el que continúa hacia delante paralelo a la carretera. Es algo más corto pero con la misma baja dificultad porque no hay desnivel. Algunos suelen iniciar este sendero desde su final, haciendo el recorrido al revés. No lo recomiendo porque al final apenas hay sitio para un par de coches, mientras que en este mirador siempre hay hueco. Son senderos para recorrerlos en bicicleta. La entrada a los mismos está cerrada con candado, permitiendo sólo el acceso a las bicis si las levantas. El camino es suficientemente ancho, sobre todo porque en un lateral tienes la carretera, pero no demasiado ancho por lo que las paradas conviene hacerlas en los puntos marcados para ello. Nada más salir te puedes dar cuenta de que en este sendero lo importante es contemplar la gran cantidad de aves asociadas al estero, por ello te conviene llevar prismáticos y cámara si eres amigo de conservar recuerdos. La vegetación de la zona es muy peculiar porque soporta altas concentraciones de sal, por lo que sólo la encontrarás en estos sitios. La longitud total del sendero es de 2 kilómetros. En todo momento tienes la carretera a pocos metros de distancia, siendo el mayor encanto del recorrido la lámina de agua que mantendrás a tu derecha, donde siempre hay bandadas de aves. En la parte final del sendero se pasa por una zona arbolada, allí está el observatorio de aves. Un poco más allá hay una laguna de agua dulce donde se concentran diversas especies como la gallineta y la focha, entre otras. A diferencia del otro sendero que sale del mirador-aparcamiento, que recorre la salina y sus instalaciones industriales en este sendero recorres el estero, que es la parte de la mar que se halla delante de la desembocadura del río Arillo. Por su escasa profundidad es zona fangosa y rica en especies que sólo se dan en este ecosistema. A un kilómetro aproximadamente del final del sendero se halla el Centro de Visitantes del Parque Natural. Abren por la mañana, pero una visita informativa siempre viene bien.
Exposiciones en San Fernando
Exposición "Érase una vez..."
Una de las sorpresas más agradables en nuestra última visita a San Fernando nos la encontramos dentro del nuevo Centro de Visitantes del Parque Natural Bahía de Cádiz. Marchábamos hacia la playa del Castillo, para tomar algunas fotos del sendero de la Punta del Boquerón, cuando vimos en una rotonda delante de la playa de Camposoto un edificio con el emblema de la Junta de Andalucía. Seguimos nuestro camino pero a la vuelta decidimos parar a echarle un vistazo al edificio. Es totalmente acristalado y dispone de placas solares, por lo que en principio han hecho un esfuerzo por no degradar el medio ambiente. Una vez dentro, siguiendo el itinerario marcado en las baldosas con huellas azules desembocamos en su Sala de Exposiciones. Allí se encuentra una exposición temporal denominada “Erase una vez…”. Es de las exposiciones más curiosas que he visto nunca y tiene su pequeño secreto. Un jubilado, que pasó toda su vida trabajando en las salinas, tenía como hobby construir pequeñas maquetas de las mismas. Esas maquetas se han reunido en esta sala para su exposición pública, acompañadas de diversos expositores que ahondan en la historia y el funcionamiento de las salinas y las marismas. Yo calculo que para ver en condiciones esta exposición hace falta al menos una hora o una hora y media, nosotros no tuvimos tanta paciencia. Comenzamos por el primer expositor, pulsamos unos botones, respondimos unas preguntas tipo test y vimos algo del audiovisual que explicaba el medio. Luego tanteamos al tuntún varios audiovisuales y nos entretenimos con las maquetas que más nos atrajeron. A destacar una denominada ¡No pasarán! Con un mapa cartográfico con edificaciones en pequeño de los ejércitos españoles y franceses durante el asedio a San Fernando en 1812. Una preciosidad a la que sólo le faltaba el tronar de los cañones. Realmente es una exposición interactiva, te pregunta cosas, te hace tomar opciones, conectas y deconectas documentales, tocas, te informas, aprendes. Si alguien desea conocer lo que es una marisma, lo que es un estero, lo que es una salina… éste es el sitio ideal. De aquí sale preparado para ir a unas oposiciones. Los expositores tienen nombres que enganchan, como el reloj de la bahía: Hogar, salado hogar; Fontanería vital, etcétera. Son piezas sueltas de un mismo engranaje, por lo que no existe un itinerario marcado para disfrutar de esta exposición sino que se puede ir y venir conforme se van conociendo los mecanismos de funcionamiento de la Bahía. Uno de los primeros es el Calendario de la Bahía, te explica en voz y con imágenes la relación entre las mareas y el medio natural, cómo cambia toda la zona conforme la hora y cómo la luna influye en dichos cambios. Luego existen diversos expositores explicando cómo la vida evoluciona constantemente en un medio natural como éste y cómo el hombre se ha adaptado a un medio aparentemente tan hostil para sacarle un gran beneficio. Lo que de verdad no entiendo es cómo esta exposición, con tan alta calidad informativa y tan interactiva, no está llena a todas horas de colegios. Si en algún lugar se puede aprender en condiciones sobre la Bahía de Cádiz gracias a las maquetas realizadas por un enamorado de las salinas y al esfuerzo de la Junta éste es el sitio, un aula ideal para entender nuestro entorno. Es de entrada gratuita, tan sólo limitada por el horario del personal. Abren por las mañanas, aunque en verano suelen hacerlo además un par de horas por la tarde. El Centro dispone de otros recursos informativos que pueden complementar esta exposición temporal, tales como un audiovisual de ocho minutos sobre el Parque Natural, miradores, folletos y libros.
Exposiciones en San Fernando
GH40 Exposiciones
(1)
Si te gusta el arte contemporáneo, esta sala te sorprenderá. El espacio en sí ya merece la pena la visita, arquitectura de vanguardia, con dos plantas de sótano iluminadas con luz natural. Hay una exposición permanente del fondo de galería y exposiciones temáticas a lo largo del año. Puedes ver el programa en www.gh40.com.
Pueblos en San Fernando
Bar La Pastora
Lugar de comida casera típica gaditana se puede tapear como almorzar o cenar. el servicio de lo mejor muy atentos y cordiales, muy recomendado, de lo mejor que hay en San Fernando. No os vayáis sin probar sus croquetas casera o si tenéis suerte sus tortillas MUY BUENO , MUY BONITO y en estos tiempo lo más importante MUY BARATO. un 10 a todos