MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde querés ir?
¿Te gusta Poitou-Charentes?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Pueblos en Poitou-Charentes

Abadías en Poitou-Charentes Acantilados en Poitou-Charentes Ayuntamientos en Poitou-Charentes Balnearios en Poitou-Charentes Bares de Copas en Poitou-Charentes Barrios en Poitou-Charentes Boleras en Poitou-Charentes Bosques en Poitou-Charentes Calles en Poitou-Charentes Campos de Golf en Poitou-Charentes Casinos en Poitou-Charentes Castillos en Poitou-Charentes Catedrales en Poitou-Charentes Cementerios en Poitou-Charentes Centros Comerciales en Poitou-Charentes Cines en Poitou-Charentes Ciudadelas en Poitou-Charentes Ciudades en Poitou-Charentes Competiciones Deportivas en Poitou-Charentes Cuevas en Poitou-Charentes De interés cultural en Poitou-Charentes De interés deportivo en Poitou-Charentes De interés turístico en Poitou-Charentes Discotecas en Poitou-Charentes Estadios en Poitou-Charentes Estatuas en Poitou-Charentes Exposiciones en Poitou-Charentes Fiestas en Poitou-Charentes Iglesias en Poitou-Charentes Información Turística en Poitou-Charentes Islas en Poitou-Charentes Jardines en Poitou-Charentes Lagos en Poitou-Charentes Mercados en Poitou-Charentes Miradores en Poitou-Charentes Monumentos Históricos en Poitou-Charentes Museos en Poitou-Charentes Palacios en Poitou-Charentes Pantanos en Poitou-Charentes Parques Acuáticos en Poitou-Charentes Parques Temáticos en Poitou-Charentes Parques de Atracciones en Poitou-Charentes Playas en Poitou-Charentes Plazas en Poitou-Charentes Pueblos en Poitou-Charentes Puertos en Poitou-Charentes Reservas Naturales en Poitou-Charentes Ríos en Poitou-Charentes Salas de Conciertos en Poitou-Charentes Senderismo en Poitou-Charentes Sitios insólitos en Poitou-Charentes Spa en Poitou-Charentes Teatros en Poitou-Charentes Tiendas en Poitou-Charentes Zonas de Compras en Poitou-Charentes Zoos en Poitou-Charentes

45 pueblos en Poitou-Charentes

Pueblos en La Flotte
La Flotte-en-Ré
(2)
La Flotte-en-Ré es uno de los pueblos más antiguos de la isla de Ré. Situado en el este de la ínsula, es una gozada pasear por el puerto y el centro de este pueblo costero con sus blancas casas, puertas azules y macetas de geranios de colores… En bici o a pie, es una maravilla doblar cada esquina que mira hacia la playa de l'Arnérault. La vida transcurre es muy tranquila en este pequeño pueblo de tradición pesquera. Es un lugar marítimo único donde la navegación es un placer y un deporte muy importante. Los rayos del sol se filtran a mediodía entre las calles estrechas y las llenas de una luz especial. Y a dos pasos, el mar. En el puerto, los barcos pesqueros se mezclan con lanchas y catamaranes. El muelle parece recuperar la tranquilidad después de que algunos pesqueros regresen con la pesca del día. Y es que la animación del puerto crece al mismo ritmo que las mareas. La Flotte es el pueblo perfecto para descansar en la isla de Ré.
Pueblos en La Rochefoucauld
Castillo de La Rochefoucauld
(1)
Sobre lo más alto de un peñasco se encuentra la perla de los castillos de Poitou-Charentes: el castillo de Rochefoucauld. Conocido como ‘La Roca’, la primera impresión recuerda a una pintura clara y luminosa, donde el prado parece dibujado y se funde con el azul del cielo. Desde el siglo X la fortaleza ha ido cambiando de forma y ha ido embelleciéndose día a día. Su imponente construcción, compacta, recuerda a una tarta. Un estilo renacentista que se plasma en su fachada y en sus cuatro torres, gruesas y marcadas, son una de sus señas de identidad. En el interior, destacan las dependencias de sus más de tres plantas de alturas. Todo lujo de detalles y con unas vistas estupendas a los jardines. La parte de la cocina es digna de admiración. Sus fogones de época siguen funcionando. El forjado de las cocinas, sus azulejos, sus encimeras. El lujo se hace hueco incluso en el área de servicio. Te parecerá que estás en un cuento medieval... Reyes, príncipes y condes han vivido aquí. Un lugar cuidado al más estilo francés que guarda algunos secretos de la historia de Poitou-Charentes y de toda Francia.
Pueblos en Hiers-Brouage
Brouage
(3)
La sensación que tienes cuando visitas Brouage es que parece que has retrocedido varios siglos en el tiempo. Poco queda ya de su pasado como puerto de sal, aunque este pueblecito amurallado conserva su antigua fortaleza en perfecto estado. Se trata de una ciudad fortificada que guarda en su interior toda una serie de edificios notables que hablan mucho de un pasado glorioso. El puerto de Brouage es uno de los más bellos de toda Francia. El canal que lo rodea le otorga un carácter militar y defensivo de primer orden. Sus garitas, de estilo colonial español, advierten al visitante la importancia de este lugar. Un sitio estratégico de control del preciado oro blanco: la sal. Un recurso que procede de las marismas que rodean a Brouage y que ha sido codiciado durante siglos.
Pueblos en Jarnac
Jarnac
En plena provincia del Charente, se encuentra Jarnac, una pequeña ciudad con encanto a orillas del río. Desde el puente que hay unas bonitas vistas a los muelles e islas y a la Maison Courvoisier, un espectacular pabellón de estilo Luis XIII que te sorprenderá. Jarnac también es conocido por ser el lugar donde está enterrado el ex Presidente de la República, François Miterrand. Los muelles a los dos lados del río forman parte de la vida de la ciudad y una forma de ocio más. Casas señoriales que se pueden ver de manera más tranquila dando un paseo por el río a bordo del pequeño "chabot". Este pueblo vitícola no podría ofrecerte menos que la galería Chais Tiffon, un gran ejemplo de la arquitectura industrial de finales del siglo XIX. Aquí podrás descubrir todos los secretos de la tierra del cognac!!
Pueblos en Angles-Sur-L'Anglin
Angles-Sur-L’Anglin
(1)
Construido sobre una rocosa formación, Angles-sur-l’Anglin domina las tranquilas aguas del río, decoradas con juncos y nenúfares. En el horizonte se alza la impresionante silueta de las ruinas de su castillo, construido en 1025. Hay varios lugares de Angles-sur-l'Anglin donde bien merece la pena un parada. Uno de ellos es la terraza que está junto a la estación del calvario y la pequeña capilla románica. Desde aquí se puede gozar de las mejores vistas panorámicas de la zona. Los muros y las torres de su viejo castillo pueden verse a través de una grieta del acantilado, conocida como "Tranchée des Anglais". Más al norte, y sobre otra colina, se perfila el campanario románico de la iglesia alta. Cerca de allí hay un antiguo molino. La carretera continúa hacia el arrabal de Ste-Croix, donde surge un antiguo templo abacial con una bella fachada del s. XIII. Anglis-sur-l'Anglin fue famoso durante siglos por el trabajo de sus bordadoras. Un oficio tradicional que le valió una reputada fama a lo largo del tiempo en todo Francia. Cerca de esta localidad se han efectuado excavaciones en refugios bajo las rocas que han sacado a la luz importantes objetos esculpidos del período magdaleniense.
Pueblos en Jonzac
Jonzac
(1)
El encuentro con uno mismo, el momento de pensar libremente
Pueblos en Airvault
Airvault
(1)
Es muy tranquilo y bonito, tienes donde comprar de todo lo que necesites sin tener que desplazarte. Gente muy amable y educada, todo muy limpio.
Pueblos en Aubeterre-sur-Dronne
Aubeterre-sur-Dronne
(1)
Situado entre Charente y Aquitania, el hermoso pueblo de Aubeterre tiene un aire español por sus casas de piedra, sus tejados de cálidos colores, sus balcones de madera, su plaza central y por los recuerdos del Camino de Santiago. Pero lo más espectacular de este pueblecito es su iglesia subterránea. Es el templo monolítico más alto de Francia. Para que os hagáis una idea de la genialidad de este sitio, este santuario rupestre fue construido en el siglo XII de un solo bloque de piedra. Sus constructores aprovecharon las grutas y excavaciones más antiguas utilizadas por los primeros cristianos para practicar sus cultos. El origen y la función del sitio de Aubeterre son todavía un misterio. Es probable que la iglesia actual fuese construida para acoger las reliquias del Santo Sepulcro de Jerusalén que Pedro II de Castillon trajo consigo de las Cruzadas. Las dimensiones de las salas te dejan boquiabierto: 27 metros de alto por 16 de ancho con bóvedas ojivales de 20 metro de altura. En la sala principal puedes encontrar un monumento hexagonal (esculpido en la forma del Santo Sepulcro) y una piscina bautismal circular. En el otro extremo se puede contemplar una estremecedora necrópolis y una cripta, que según cuenta la leyenda, en ella se practicaban culto los seguidores de Mitra. Como ves, Aubeterre-sur-Dronne guarda más de un misterio...
Pueblos en Chauvigny
Chauvigny
(2)
Los cinco castillos de Chauvigny se elevan orgulloso sobre un peñasco rocoso bajo la antenta mirada de las aves rapaces que sobrevuelan las ruinas del lugar. Es un pueblecito medieval con un encanto especial cuyas casas y muros reflejan el paso del tiempo. La hiedra y el musgo crecen por todos lados. Entre ñas visitas recomendadas en Chauvigny, destaca el castillo deñ Barón (construido por los obispos de Poitiers en el s. XI), el castillo de Harcourt, la iglesia de St. Pierre, la Torre del Homenaje de Gouzon, el Museo de las Tradiciones Populares y de Arqueología, la iglesia de Notre-Dame o el castillo de Touffou. Las siluetas desnudas de los castillos de Chauvigny, grandiosos en sus estructuras y formas, dominan esta ciudad famosa por su porcelana. Su historia también está unida a la extracción de una piedra caliza de grano fino y regular: la famosa piedra de Chauvigny. Si la porcelana adorna las mesas de los mejores restaurantes, con la piedra caliza de este lugar se ha construido el Louvre y el Metropolitan Museum de Nueva York.
Pueblos en La Roche-Posay
La Roche-Posay
(2)
Pueblo tranquilo y acogedor.
Pueblos en La Rochelle
Casco Antiguo
(5)
El casco antiguo de la ciudad de La Rochelle con sus pórticos y calles empedradas es digno de visitar. Además podremos para apreciar las antigua fachadas. Es esta ciudad podemos estar a la vez en un entorno marítimo tranquilo, y paseando por las calles en busca de pistas historia. Le recomiendo visitar esta ciudad.
Pueblos en Charroux
Charroux
Cuenta la leyenda que Carlomagno compró una reliquia de la Vera Cruz de Cristo a un peregrino y la dejó en el encantador pueblo de Charroux. Desde entonces, la historia le ha dado a este lugar una larga tradición cultural que se percibe en sus templos y abadías. Escenario de las Guerras de Religión y de los Cien Años, Charroux cuenta con un legado histórico y patrimonial bastante importante. Podemos acercarnos y comprobarlo en la Abadía de San Salvador, de magníficas esculturas románicas y la Torre de "Carlomangno". La Abadía de La Réau es otro de los templos más visitados debido a la austeridad y espectacularidad de su arquitectura. Cuando visitas Charroux tienes la sensación de haber retrocedido varios siglos atrás mientras te empapas de las historias y leyendas de esta preciosa localidad.
Pueblos en Pons
Pons
El río Seugne pasa sigiloso bajo la atenta mirada del castillo de Pons. Dentro de la ruta del Camino de Santiago, esta localidad fue un antiguo bastión del protestantismo, por lo que su fortificación fue muchas veces atacada, y nunca vencida. Cuenta con un patrimonio religioso destacado, ya que el poder del clero en esta región se extendió rápidamente. El apoyo de los señores feudales de la zona fomentó la construcción de majestuosos edificios de culto que aún hoy pueden visitarse: la iglesia de Saint-Vivien o la iglesia de Notre-Dame-de-l'Hôpital-Neuf. El Antiguo Castillo es el mayor atractivo de Pons. Su propietario, el sire de Pons, era descendiente directo del rey de Francia y gobernaba en más de 60 ciudades y pueblos y en unas 600 parroquias y señoríos. De ahí, el dicho: "Si no puedo ser rey de Francia, bien querría ser sire de Pons". El Castillo de los Enigmas o de Usson se alza también en las cercanías de Pons. A parte de su impresionante arquitectura y decoración a base de revestimientos de madera e incrustaciones y ornamentos de piedra, merece la pena visitarlo debido a las actividades medievales, concursos y juegos para niños que se organizan.
Pueblos en Saint-Jean-de-Angély
Saint-Jean-d’Angély
Un laberinto de calles tortuosas y plazoletas triangulares, llamadas cantons, son la seña de identidad inicial de esta Saint-Jean-d'Angély. El centro de este pueblo tiene un carácter medieval que va difuminándose según nos alejamos hacia las afueras, donde nos encontramos con avenidas más modernas. Las casas con traviesas al aire de su casco antiguo datan del siglo XV y XVI. Están en estado de conservación muy bueno y llenas de vida. Mientras, sus palacetes señoriales datan de los siglos XVII y XVIII. Aunque queda poco de la abadía que presidía esta localidad, se pueden ver los vestigios y restos de lo que fue una de las más bellas y grandiosas de la región de Poitou-Charentes. Hoy en día se pueden visitar las ruinas, que guardaron hasta el siglo XVI , primo de Jesucristo, que debido a las guerras de religión fue calcinada. Triste destino corrieron las reliquias y el templo.
Pueblos en Bouteville
Bouteville
Un fuerte de piedra blanca con un puente rampante te recibe en la distancia: ésa es la señal inconfundible de que has llegado a Bouteville. Un castillo que data de la guerra de los Cien Años es una de las caras que debes conocer de este pueblecito de padreras verdes. En pleno "boom" de construcciones palaciegas y fortificaciones que bañaron la parte occidental de Francia, el castillo de Bouteville fue uno de los más imponentes. Al contrario que muchos otros, tuvo la suerte de ser restaurado a pesar de los daños sufridos en la época. Antes de subir al cerro nos topamos con la iglesia parroquial del siglo XI. Un enorme templo entre viñedos, que impresiona por su volumen. Su interior conserva bellas pinturas murales con casi 700 años de historia que impresionan por los colores vivos de su policromía, así como por sus arquibotantes y entramados de piedra de su interior. Junto a él, un enorme roble con más de 200 años de historia que susurra las leyendas de esta antigua región.
Pueblos en Nouaillé-Maupertuis
Nouaillé-Maupertuis
Esta localidad enclavada en mitad de la llanura se enorgullece de tener una de las Abadías más bonitas de Poitou-Charentes. El templo y residencia de clérigos es un claro ejemplo de la construcción francesa de finales de la Edad Media, y principios del Renacimiento. La abadía de Nouaillé-Maupertuis es un recinto que gusta por fuera y enamora por dentro. Su sillería, sus esculturas, su ábside con plato, sus arquibotantes de ensueño son ejemplos máximos de la construcción. Un lugar rodeado por la naturaleza, y que parece querer engullir este templo. Hay un gran legado de pinturas murales claros ejemplos de la manifestación artística que floreció en la región durante el románico.
Pueblos en Taizé
Taizé
Taizé, es un pequeño poblado y comunidad, francesa, ubicado en la región de Borgoña, departamento de Saona y Loira en el distrito de Macon. Muy cerca de la frontera con Suiza. He tenido el privilegio de disfrutar de paz interior en este vello lugar. Formado por extensas llanuras, campos de girasoles y húmedos bosques. Sus habitantes de vida tranquila y hábitos sanos no son mas de unos 175, pero esta cifra es duplicada, triplicada, cuadruplicada.... en verano. Son miles los jóvenes y no tan jóvenes que se acercan de todos los rincones del mundo a este sencillo lugar para vivir una experiencia de paz y búsqueda interior. Pues en Taizé se encuentra la "comunidad del hermano Roger". Una comunidad Monástica Ecuménica. fundada por el teólogo suizo, Roger Schutz en 1940. Hablar de Taizé no es solo hablar de bellos paisajes al este de Francia. Porque Taizé es búsqueda, encuentro y respuesta. Es una experiencia que tiene que ser vivida para poder comprenderla. Mi invitación es que te animes a experimentar Taizé en tu vida, te aseguro que no te arrepentirás.
Pueblos en Saint-Martin-de-Ré
Saint-Martin-de-Ré
Saint-Martin-de-Ré es la localidad más importante de la isla de Ré. Lo que antiguamente fue una importante plaza fuerte, es hoy un pueblo de callejuelas tranquilas donde en cada rincón se respira el olor a mar. En el puerto, hoy lleno de tiendas, la dársena rodea el antiguo barrio de los marineros. Esta isla respira belleza y tranquilidad por todos los rincones!! Desde la ciudadela, la vista se amplía hacia Pertuis Bretón y tierra firme. Buscando la sombra y el amparo de las fortificaciones, encontramos el parque de la Bardette: un jardín de bellísimos árboles donde pinos, acacias y encinas crecen ajenos al bullicio del continente. Tomamos un sendero que sigue en cornisa hacia la costa. Una impresionante panorámica de la costa sur de Vendée se muestra ante nosotros. En verano, cuando el sol se esconde, artesanos, pintores y comerciantes se instalan en un singular mercado en los muelles del puerto. En algunos puestos puedes encontrar parte de la gastronomía de la isla: ostras, sardinas, sal, patatas, mejillones… Déjate llevar por la música y el baile en el corazón de la isla de Ré.