Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde querés ir?
¿Te gusta Paterna de Rivera?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Estatuas en Paterna de Rivera

7 estatuas en Paterna de Rivera

Estatuas en Paterna de Rivera
Busto de El Perro de Paterna
(1)
En la Plaza de la Constitución, centro de Paterna de Rivera, se colocó este busto para destacar la importancia del personaje que hizo famosa a la localidad a través de su arte. El busto fue modelado por el gaditano Mario César De las Cuevas Ramírez, en 1998, en bronce y pìedra. Antonio Pérez Jiménez nació en 1925 convirtiéndose en profesional a los 40 años participando en un espectáculo del humorista Pepe de la Rosa. Posteriormente se integró en la compañía de Juanito Valderrama recorriendo España. Punto y aparte fue su relación con el poeta Antonio Murciano que le animó a grabar discos encargándose de escribirle las letras. Recibió el apodo de Perro de Paterna, muriendo en 1997 con innumerables premios y gran prestigio entre los aficionados. Un año después de su muerte el ayuntamiento tuvo a bien dedicarle una calle y ponerle este busto, que recientemente han rodeado con unos pequeños jardincitos. Perro de Paterna es historia viva de esa ciudad a la que engrandeció con su arte.
Estatuas en Paterna de Rivera
Monumento a la Petenera
(1)
Famosa por su cante de copla y sus festivales del flamenco, no te lo puedes perder.
Estatuas en Paterna de Rivera
Monumento a los Trabajadores del Campo
En realidad este monumento está dedicado a los Trabajadores y Trabajadoras del Campo, haciendo distinción de sexo lo que representa una pista para ubicar su fecha de inauguración, a principios del siglo XXI cuando la moda del gobierno socialista impuso la diferenciación de sexos sin tener en cuenta que el masculino plural engloba a ambos sexos. Otro ejemplo de esto es la proliferación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos, cuando en el vocablo padres están comprendidos tanto los padres como las madres. En fin, cosas de la política... De todas formas en una placa a los pies de la estatua se indica la fecha de inauguración, por su hubiera alguna duda, en el V Centenario de la fundación de Paterna de Rivera, o sea que se inauguró en el año 2003. La figura elegida para representar a los trabajadores del campo es una mujer vestida con el atuendo tradicional, donde hay que protegerse del sol. A sus espaldas carga un cenacho o cesto de esparto con dos pequeñas asas laterales que se usaba para el transporte. Se reivindica así la figura de la "acarreadora", habitualmente minusvalorada frente a sus compañeros de cuadrilla. Los monumentos a los trabajadores del campo aparecen por toda la campiña gaditana y sevillana cuando los sindicatos agrarios hacen tomar conciencia de la importancia del trabajo en la economía de la ciudad, prácticamente no hay población que no tenga su monumento. En aquellas localidades en que no existen estos monumentos los socialistas los levantaron, incluso como aquí donde el factor económico más importante no es el campo sino la ganadería. De ahí que quizás la figura haya estado mal elegida, a mi parecer.
Estatuas en Paterna de Rivera
Busto de Blas Infante
(1)
Este busto fue inaugurado el día 6 de junio del año 2009, aunque en su placa inferior indique la fecha del 28 de febrero. Fueron unos actos cuanto menos curiosos porque al coincidir con jornada de reflexión electoral el único político que salió en la foto fue el alcalde, José María Barrera García. A la inauguración asistieron, también, la hija de Blas Infante, el escultor y algunos amigos. El evento consistió solamente en algunos discursos y muchas fotografías, lo que me parece decepcionante por la importancia histórica de Blas Infante el que no tuviese mayor brillo el acto. Blas Infante, notario asesinado en los inicios de la Guerra Civil, es el padre de la patria andaluza. Propugnó, en un ambiente de servidumbre y analfabetismo que los andaluces eran un pueblo y que como tal debían sentirse orgullosos de ser andaluces. El busto fue patrocinado por la empresa Dehesa Alandalus. El escultor es Pablo Vidal quien ha realizado un busto a caballo entre el naturalismo y el expresionismo. La cabeza de Blas Infante aparece alargada, reflejando la espiritualidad del personaje de la misma manera que se hacía en el renacimiento. Pero los rasgos están muy marcados, para indicar las preocupaciones que aquejaban al protagonista. Asimismo la cabeza está situada sobre una pica, para que sirva de escarmiento público. Este busto está situado en la actual Avenida de Blas Infante, nombre actual de la travesía que cruza Paterna de Rivera.
Estatuas en Paterna de Rivera
Busto del Niño de la Cava
Busto en bronce situado en la travesía de Paterna de Rivera, delante de la Venta la Petenera que durante tantos años regentó. El 4 de enero del año 2007 el consistorio local nombró a Francisco Guerrero Jiménez hijo predilecto de la ciudad y se inauguró su busto, realizado por el escultor gaditano Jesús Cuesta Arana. Frasco, como era conocido en su Venta, estuvo muchos años trabajando en el campo donde aprovechaba los escasos períodos de descanso para entonar alguna coplilla relacionada con la dureza del trabajo agrícola. Con el tiempo se fue haciendo un habitual de tabernas y escenarios, llegando a viajar a Londres y a lanzar cinco discos. También participó en el concurso anual de Paterna de Rivera pero nunca ganó en él premio alguno. Sin embargo el día en que se inauguró el busto medio pueblo estaba presente. Fue la manera popular de decir que Niño de la Cava, hasta entonces sin reconocimiento alguno por los suyos, había sido un cantaor genial, un cantaor que jamás olvidó sus orígenes y que expresó como ninguno la dureza del trabajo en el campo. El busto adopta porte naturalista, mirando hacia su Venta, pero en actitud silenciosa.
Estatuas en Paterna de Rivera
Homenaje a la Asociación La Herradura
Cabeza de caballo en bronce de pequeño tamaño en comparación con el monolito en que está apoyada. El valor artístico de la estatura es escaso, porque lo homenajeado no es al caballo sino a la labor realizada por la Asociación Cultural de Amigos del Caballo La Herradura. Paterna de Rivera es zona fundamentalmente ganadera, por lo que las dos grandes aficiones son la caza menor y el caballo. Este animal es imprescindible para las faenas con reses bravas en el campo y para los desplazamientos allá donde los todoterrenos son incapaces de pasar. La gran cantidad de caballos en esta campiña no viene motivada por una desmedida afición a la hípica sino porque es la herramienta de trabajo ideal en estos campos. De ahí que una asociación capaz de organizar eventos deportivos donde poder demostrar la habilidad de cada uno en el manejo de estas herramientas cuajó rápidamente y encontró el apoyo de la ciudad. Esta asociación, a pesar de la pequeñez del municipio y de sus escasos recursos económicos, ha sido capaz de organizar campeonatos nacionales y eventos por encima de sus propias posibilidades. Concretamente, cuando se levanta este monolito a su labor, en septiembre de 2001, cuenta ya en su haber con la organización de los Campeonatos de Andalucía de Doma Vaquera de los años 1995 y 1996, del XXV Campeonato de España de Doma Vaquera del año 1997 y del VI Campeonato de Europa de Doma de Trabajo del año 2001. Una labor asombrosa por la escasez de sus recursos, pero que demuestra hasta qué punto el caballo es una herramienta esencial en el campo paternero.
Estatuas en Paterna de Rivera
Retablo de la Vida
Este monumento se halla en el cruce de las carreteras de Puerto Real y de Jerez de la Frontera, el punto con más tránsito de vehículos por lo que puede ser considerado la entrada de la ciudad. Se inauguró el día 2 de abril de 2007 y pretende ser un homenaje a las virtudes tradicionales de los paterneros. Mide 4,20 metros de largo por 2,10 metros de alto y está realizado a la cera perdida, es decir un molde de 2000 kilos de barro, rellenado superficialmente por cera que dejó paso al bronce final. Su autor, Jesús Cuesta Arana, tardó un año en realizar este altorrelieve con aires grecorromano. Una mirada superficial podría hacernos creer que estamos ante una obra clásica, pero no es así. El conjunto se divide en tres partes. En la parte izquierda el tema del ganado, con un encierro callejero y un caballo que casi sobresale del monumento. En el centro una serie de virtudes, tales como libertad, trabajo, creencias, ciencia, cultura y costumbres, escenificadas por paterneros. Y en la parte derecha el cante flamenco con una Petenera como parte esencial. Según su autor ha querido hacer un retablo pagano, con paterneros corrientes porque han sido los protagonistas de la intrahistoria, del devenir de la ciudad como creadores de modas y costumbres. Y reflejar que ello ha sido posible, el presente actual, por el sacrificio de generaciones enteras de hombres y mujeres. En total son catorce personajes, algunos en bulto redondo y otros casi escultura exenta.