MINUBE
Seguir en la app
Abrir
¿Dónde querés ir?
¿Te gusta Montblanc?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

De interés cultural en Montblanc

9 de interés cultural en Montblanc

De interés cultural en Montblanc
Casco Medieval
(16)
Montblanc es una sorpresa escondida en pleno corazón de la provincia de Tarragona, no todo es playa en esta provincia!. Su casco medieval es bellísimo, muy bien conervado, me gusta por su modestia. Antiguas juderias, calles retorcidas, arcos ojivales, conventos, iglesias y palacios, pero sobre todo su Recinto amurallado, han conseguido que esta villa tenga el reconocimiento de conjunto monumental y artístico, y no es para menos. Merece la pena perderse callejeando, para disfrutar de unas tiendas preciosas, galerias de arte y museos que se han instalado en su casco antiguo. Un lugar donde si las piedras hablaran tendrían mucho que decir y por supuesto, todo se complementa con su leyenda más famosa: Sant Jordi i el Drac (San Jorge y el Dragón) que da pie a una de las festividades más bellas de Cataluña. Sentirse como una princesa en un cuento medieval no es difícil cuando encuentras lugares como este. Todo el mágico mundo de caballeros andantes, princesas y leyendas se dan cita en este precioso e incomparable marco. Eso si, una vez atraviesas sus murallas ;-).
De interés cultural en Montblanc
El Baluard - Recinto amurallado
(3)
Se llegue desde donde se llegue, Montblanc hipnotiza por su sucesión de murallas, puertas y torres. La imagen más interesante, es la que apreciamos desde el "Puente Viejo", ya que nos ofrece una bonita visión de la Villa. Más de quilómetro y medio de longitud para recorrer, ya que es imprescindible realizar un paseo por el lienzo exterior de estas magníficas murallas de unos 6 metros de altitud y de casi metro y medio de espesor. El recinto amurallado de la villa medial está considerado como el mejor conservado de Cataluña y es además, uno de los más bellos. Ya son varias las veces que he visitado este lugar, aprovechando alguna fiesta o visita de amigos, ya que está relativamente cerca de casa y merece la pena acercarse de vez en cuando. Recuerdo la primera vez que vinimos con un amigo de Barcelona que nos hizo de "cicerone", para mi fue todo un descubrimiento, ya que no sabia (debido a mi cultura castellana ;-), que la leyenda de Sant Jordi se desarrolla en esta villa y que además, en una de sus puertas o portales, puedes leer y recrearte con esta curiosa historia que es parte de la identidad de esta tierra. Era invierno, hacia muchísimo aire y el lugar parecía, si cabe, aún más mágico. Consejo: dejar el coche aparcado y disfrutar de un interesante paseo histórico, cultural y fotogénico por este incomparable marco.
1 actividad
De interés cultural en Montblanc
Puente Viejo de Montblanc
(1)
Sus orígenes pueden ser romanos, pero la obra que hoy puede verse es del siglo XII. Situado extramuros y junto al hospital de La Magdalena, merece la pena acercarse a verlo. Antes el puente tenía dos arcos en sus extremos, uno esculpido con un escudo y el otro con la figura de un ángel. Estos fueron destruidos en el XIX para facilitar el paso a los carruajes.
De interés cultural en Montblanc
Puerta de San Jorge
(1)
Cuenta la leyenda que a las afueras del pueblo de Montblanc había un dragón hambriento, al cual todo el pueblo temía. Cada día debían darle unas ofrendas para que el dragón se alimentara, y así no se enfureciera por el hambre. Pero llegó un día en que ya no quedaban más animales, no había nada que ofrecerle para comer... El pueblo se reunió y decidieron que cada día se eligiría a un vecino al azar, el cual debería ofrecerse al dragón. De este modo fue como la princesa sacó su propio nombre del saco, y todo el pueblo lloró aunque ella aceptó el destino que le había tocado y se adentró en el bosque. Llegando a la morada de la fiera la princesa se encontró con un caballero "Ande vas loco!? Ese dragón tiene una hambruna gatuna y te va a comeeeeer en cuanto te vea! No te hagas el valiente que no hay na que hacer..." le dijo la princesa al caballero, o algo así. El caballero le contestó que se llamaba Jorge, y que venía a salvarla. Así, sacó su lanza y sin pensárselo se la clavó al dragón en el costado, dejándolo indefenso. Entonces le pidió a la princesa su cinturón, el cual lo ató al cuello del dragón y la princesa pudo llevarlo con la correa hasta el pueblo de Montblanc. Una vez allí y ante todo el pueblo, Jorge (que en realidad era santo) mató a la bestia con su lanza. De la sangre que cayó brotó un rosal, y San Jorge cogió la rosa más hermosa y se la entregó a la princesa. Entonces, desapareció. Y cuenta la leyenda, que fue junto a este portal donde San Jorge mató al dragón, y donde se rememora su proeza.
De interés cultural en Montblanc
La Leyenda del Dragón
La Famosa lucha entre Sant Jordi y un terrible dragón, tuvo lugar precisamente en Montblanc. Como recuerdo de esa leyenda hay unos azulejos en una entrada de la muralla y, además, todos los años se celebra una fiesta medieval con banquetes y gentes vestidas según la época. Casas rurales Tarragona: Http://www.Toprural.Com/cataluna/casas-rurales-tarragona_bd-es-43.htm
De interés cultural en Montblanc
Monumento Homenaje a Francesc de Castellví I Ovando
(1)
Esta placa de mármol montada en unos restos del antiguo Convento que quedaran luego de la Guerra por la Sucesión del Trono tras la victoria de Felipe V, se ha convertido en un monumento de homenaje, según puede leerse en la misma “al seu fill predilecte francesc de castellvi i obando montblanc 1682 viena 1757 heroi de les llibertats catalanes en el setge de barcelona del lany 1714. onze de setembre de 1994: A su hijo predilecto Francesc de Castellví y Obando, Montblanc en 1682 - Viena en 1757. Héroe de las libertades catalanas en el sitio de Barcelona del año 1714. Once de septiembre de 1994” Francesc de Castellví y Obando fue un noble austracista, militar e historiador catalán y la placa está emplazada en la Plaza de San Francisco, al lado del que fuera el Convento del mismo nombre, hoy convertido en Oficina de Turismo. Los datos son de la Oficina de Turismo de Montblanc.
De interés cultural en Montblanc
La Fuente Mayor
La Fuente Mayor que se encuentra ubicada en la Plaza del mismo nombre, está situada en un extremo de la misma y sus orígenes se remontan hacia fines del siglo XVIII. Esta parte de la plaza es la más desprovista de los típicos resto bares, confiterías, cafeterías, alejada un tanto de las Murallas Jaume II y de San Francisco, del Portal de Sant Jordí y su leyenda, aunque según puede observarse queda lindante de una de las paredes laterales de la Església Sant Miguel y es la zona donde se pueden ver más viviendas nuevas y pequeñas. En la misma plaza las galerías o soportales de Cal Malet conservan las antiguas medidas oficiales para el grano y en piedra perfectamente conservados, que se emplearan desde mediados del siglo XV hasta principios del siglo XX. En el núcleo antiguo hay varias residencias y casas señoriales como las del célebre cronista austracista cuyo Monumento Homenaje a Francesc de Castellvi-i-Ovando y la placa conmemorativa con la fecha y lugar de nacimiento y muerte se encuentran a la entrada del antiguo ex Convento de San Francisco en la actualidad Oficina de Turismo de Montblanc. En el año 1948 su casco antiguo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico
De interés cultural en Montblanc
Casco antiguo de Montblanc
Un dragón acechaba el pueblo de Montblanc dejando a los habitantes sin alimento y sin poder salir de las murallas. Hartos de la situación, éstos decidieron sacrificar a un pueblerino cada día para distraer al dragón y mantenerlo alejado. El sacrificado era elegido de entre todos los habitantes, incluidos el rey y la princesa. Un día la elegida para ser sacrificada fue la princesa y ésta asumió su triste destino con valentía. Cuando caminaba hacia el dragón, de repente un caballero salió de entre la bruma y mató al dragón salvando así a la princesa y al pueblo de Montblanc. De la sangre del dragón surgió un rosal y el caballero regaló una rosa a la princesa, (de aquí la tradición de regalar las rosas a las mujeres el día de Sant Jordi, el 23 de abril). Cuando llegas a Montblanc te sorprende la larga muralla medieval que se encuentra en un estado óptimo, visible des de gran parte del pueblo. Hay varias torres, como la Torre de los Cinco lados, la torre portal de Bové, distintos portales visitables (el portal de Sant Jordi, el de Santa Antoni, y del Castlà) y el Baluard se Santa Anna. La iglesia más importante es la de Santa Maria la Mayor de estilo barroco. En su interior se puede ver uno de los órganos más importantes de Cataluña. Fuera del recinto enmurallado se encuentra la antigua iglesia de San Francisco ,perteneciente a la antigua orden franciscana donde actualmente se encuentra el patronato de turismo del pueblo. nos encantó el halo de misterio que tiene todo el casco antiguo, transportándote al año 1500 gracias a que gran parte de su muralla medieval sigue en pie, las calles empedraras, rodeados de montaña y naturaleza,... crees que estas en el medievo y dentro de la leyenda de Sant Jordi.
De interés cultural en Montblanc
Museu del Pessebre de Catalunya
En Montblanc hay un museo dedicado sólo a los belenes: el Museu del Pessebre. Durante la época navideña, los mejores belenistas exponen sus piezas, montando unos belenes espectaculares. Lamentablemente, como fuimos en Octubre, el Museo estaba cerrado, pero si visitas Montblanc durante la navidad (o Enero y Febrero), puede ser un rincón muy interesante, sobre todo si te gusta el ambiente navideño. En cuanto a la fachada del edificio, no te dejará indiferente. Lo dicho, si vas en Navidad, pásate por este rincón y cuéntanoslo. :)