Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde querés ir?
¿Te gusta Etiopía?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Etiopía

765 colaboradores

264 lugares para visitar en Etiopía

Iglesias en Lalibela
Bet Giyorgis
(5)
De nuevo acudimos a la Leyenda para recuperar el episodio que da cuenta del origen de la construcción de esta iglesia y dice así: Una vez que el Rey Lalibela casi había completado la edificación de sus iglesias, fue severamente reprendido por el patrón de Etiopía en persona (San Jorge) quien se apareció ante el propio rey montado sobre su caballo blanco y ataviado con su resplandeciente armadura. La causa de tal enojo se debía a que el piadoso rey había “olvidado” construir una iglesia en honor del Santo Patrón. Para remediar esta situación Lalibela prometió a San Jorge construirle la más bella iglesia que jamás se hubiese visto sobre la faz de la tierra. El propio San Jorge, quizá un poco escamado por el despiste del rey, se encargaría de supervisar personalmente las obras de “su” iglesia y en verdad así lo atestiguan las huellas de los cascos del caballo del Santo que aún hoy se pueden contemplar en las cercanías de Bet Giorgis y que los monjes del lugar tanto se afanan en mostrarnos. Sin duda Bet Giorgis o “casa de San Jorge” es la más famosa de todas las iglesias de Lalibela, el hecho de encontrase separada de los dos grupos de iglesias, el hecho de haber sido la última en construirse y seguramente por ello la que mejor conservada ha llegado hasta nuestros días, su estructura monolítica, su planta cruciforme, perfectamente distinguible cuando la contemplas desde la parte superior por primera vez, hacen sin duda de esta iglesia , una construcción muy “especial” que asombrará a todo aquel que se acerque a visitarla. Asomarse por primera al foso en el que yace Bet Giorgis resulta apasionante; desde las alturas se distingue claramente la planta de cruz griega, tres cruces horadadas en la parte superior representan la santísima Trinidad, de nuevo la simbología siempre presente en Lalibela. Nos atrae el color rojizo de la roca y sobre todo unas grandes manchas de un amarillo intenso que salpican por doquier la fachada del edificio. Nuestra vista se detiene por unos instantes en unos orificios excavados en la pared vertical de la cual se extrajo Bet Giorgis, dichos orificios dan cobijo, aún en nuestros días a grupos de anacoretas que buscan alcanzar la paz espiritual a través de la oración. En algunos de estos nichos se pueden ver esqueletos que pertenecerían a fieles que peregrinaron algún día a Jerusalen. El foso que tuvieron que excavar, en plena roca, los esforzados constructores de esta maravilla alcanza los 12 metros de profundidad. Para acceder a los pies de la “Casa de San Jorge” hemos de atravesar, como no, laberínticos pasadizos, túneles y galerías que desembocan en la base del edificio. De las tres plantas de las que se compone el edificio, sorprende a primera vista que las ventanas de la planta inferior sean “ciegas”, aunque claro, sabiendo que este edificio simboliza el arca de Noe y por tanto estas ventanas se encontrarían por debajo de la línea de flotación de la embarcación, lo lógico es que se encuentren “tapiadas” para que el agua no penetre en el interior. En lo estrictamente arquitectónico la iglesia tiene claras influencias del estilo "axumita" lo que le confiere un aire orientalizante sugestivo y atractivo. Una iglesia singular en un entorno inigualable.
Pueblos en Lalibela
Lalibela
(5)
Que se puede decir de Lalibela a estas alturas. Para mi fue un sitio mágico, con una energía increíble como por ejemplo Abu Simbel (Egipto), el Taj Mahal (India)) o Machu Pichu en Perú. Es un pueblo único en el mundo,no parece que este en África, sino en otro planeta. Sus iglesias son algo único e irrepetible, sus calles alucinantes, su ubicación increíble y en fin no puedo decir nada mas, solo que veáis estas fotos hechas con todo mi amor y que si algún día podéis ir no os lo perdáis por nada de este mundo que merece la pena y mucho mas, en otro rincón publicare las iglesias y este se lo dedico a Alfonso Navarro Tappero que es mi maestro y ya visito este sitio en 2004, aunque eso no importa porque sigue igual. Que os guste
Reservas Naturales en Negele
Parque Nacional de Abiata-Shala
(2)
Lo primero que nos llama la atención del Lago Shala son sus manantiales de agua caliente, verdaderas fuentes termales a las que acuden numerosos visitantes con objeto de tomar un relajante y reconfortante “baño turco”; hay que tener sumo cuidado, ya que en ocasiones el agua está tan caliente que si no tomas las precauciones apropiadas te puedes escaldar vivo… El lago Shala se encuentra encajonado en un enorme cráter y presenta un acceso realmente complicado lo cual favorece sin duda el hecho de que constituya un lugar ideal para el apareamiento de multitud de aves acuáticas. Por su parte el lago Abyata, separado del anterior por una estrecha lengua de tierra, es alargado y poco profundo no sobrepasando en ningún punto los 14 metros. El entorno de los lagos Shala/Abyata alberga a más de 300 especies de aves en sus más de 1040 km2. Enormes cocodrilos, abundantes colonias de pelícanos y flamencos así como el rutinario faenar de los pescadores en sus frágiles embarcaciones constituyen la estampa típica de este bello parque natural.
De interés cultural en Asela
Valle del río Omo
(2)
Etiopía, situado entre Eritrea, Somalía, Kenia y Sudan, es sin duda unos de los destinos más impactantes del continente Africano, nos encontramos con una tierra llena de contrastes, tanto en su variedad geográfica como en su cultura y tradiciones. Pero aunque viajamos tanto por el norte como por el sur , es a este al que quiero dedicar estas fotos, Las gran variedad de Etnias del Sur, concretamente del Valle del Rio Omo, están consideradas entre las más antiguas de las que se conocen, habiendo mantenido en gran parte su identidad original, su modo de vida y rituales nos transportaron al pasado más lejano de la historia de la humanidad, nos vimos inmersos en un modo de vida totalmente distinto a cuantos habíamos conocido en el resto del mundo y no pudimos remediar sentirnos extraños pero a la vez a gusto por la gran hospitalidad y simpatía que desprendes sus gentes. Hicimos el viaje en el mes de Septiembre y todo estaba muy verde y el paisaje discurría entre grandes montañas, lagos, grandes caídas de agua, parques naturales con abundante fauna y poblaciones con mercados coloreados y llenos de gentes vendiendo cualquier cosa, con unos atardeceres impresionantes.
Pueblos en Jinka
Poblado Mursi
(5)
Etiopia se divide en dos zonas,la norte y la sur.En la norte estan las ciudades,palacios,castillos e iglesias y la zona sur estan las tribus. Si el norte es una maravilla el sur lo es tambien.En el norte estan las iglesias de Lalibela y en el sur la Tribu de los Mursi. Esta tribu la mas guerrera de todas las de Etiopia,hace tiempo descubrieron el pago por foto y cuando normalmente las demas tribus cobran un birr por foto estos y gracias a los alemanes y americanos cobran 10 (todo un disparate). Los Mursi saben que son los mas fotogenicos,sobre todo por los platos que lucen sus mujeres en los labios y que poco a poco van dilatando el labio y se ponen platos mas grandes. Nuestra esperiencia fue de llegar,hacer unas cuantas fotos y largarnos lo mas rapidamente posible,ya que se pusieron muy violentos porque no estabamos dispuestos a pagar lo que ellos querian por las fotos. De todas formas a qui dejo las que pude conseguir para el disfrute de todos vosotros.Por cierto no todas las Mursi llevan platos,las hay que simplemente se pintan con dibujos etnicos.
Monumentos Históricos en Gondar
Gondar
(2)
Gondar ciudad imperial llena de castillos de los antiguos emperadores,también en una ciudad moderna. Gondar fundada por el emperador Alam Sagad o Fasilidas en el año 1635 y fue el ultimo bastión de la ocupación italiana,aquí se retiraron cuando los británicos ocuparon Addis Abeba. Está rodeada de montes y desde uno de ellos hay unas vistas espectaculares de la ciudad. Recorrimos varias calles del centro y tomamos te con cardamomo que esta riquísimo. Es todo un espectáculo sentarse en algunos de sus cafés y ver pasar la vida delante de ti.
Cataratas en Bahar Dar
Las cataratas del Nilo Azul
(3)
Las cataratas del Nilo Azul, en lengua amariña Tis Abay (humo de agua), son uno de esos lugares míticos con los que una sueña cuando lee historias sobre antiguos exploradores, descubridores.. Precisamente, Pedro Páez, un alcarreño nacido en 1564 en un pueblecito de la hoy Comunidad de Madrid, fue el primer europeo "moderno" que estuvo aquí. Era un misionero jesuíta, que se convirtió en un experto de las lenguas y cultura autóctonas, y tuvo la suerte de conocer la sobre fuente del Nilo Azul, en 1613. Tal y como cuentan él y sus compañeros, parece que pocas cosas han cambiado en estos parajes... Bueno, ahora hay una presa para generar electricidad justo encima de las cataratas, y ha hecho menguar su caudal, cómo no... Pero el camino mulero sigue paralelo al río Abbai que discurre entre rocas volcánicas con fuerza... Es el camino por el que echamos a andar, y luego de cruzar el puente que los portugueses levantaron, seguimos caminando y cruzándonos con amhara que van al mercado con sus mercancías (mantequilla, miel...), hasta que, después de subir una pequeña colina, empezamos a oír un ruido de agua, ruido de cataratas, mágico... Poco a poco va subiendo el volumen hasta que ya podemos avistar una de ellas, seguimos avanzando y ahí están, las que por mucho tiempo se creyó que eran las fuentes del Nilo Azul (situadas cerca, en el Lago Tana, aunque no son cataratas...), magníficas, de color marrón porque estamos en la estación de lluvias y arrastran barro y limos, pero bonitas y esplendorosas igualmente.
Mercados en Addis Ababa
Mercato
(2)
Todo el mundo os dirá que no vayáis a la zona del Merkato, en Addis Abeba, o que lo hagáis pero sin cámara, documentación, ni objetos de valor... por otro lado, seguramente os hayan dicho o hayáis leído que este es el mercado al aire libre africano más grande. Acerca de lo primero, solo os diré que efectivamente dejamos todo lo de valor a salvo, excepto algo de dinero y la cámara colgada al cuello... y al poco tiempo de estar allí, dos polis (o militares, no distingo bien), se acercaron a nosotros como una suerte de "escolta". No lo visitamos entero, tan sólo estuvimos en una gran nave cubierta, donde se apiñaban puestos de artesanías de todos los rincones del país, y también puestos de ropa y utensilios destinados a la población local... y poco más... No nos pasó nada, si es que realmente había peligro, que uno nunca sabe (generalmente las amenazas son más dramáticas que la realidad, pero nunca lo sabes, a no ser que vayas y lo compruebes por ti mismo). Lo que sí os puedo asegurar es que ya no es el mercado "al aire libre" más grande de Africa. No...se ha convertido en una gran extensión de calles, donde los locales y edificios con bastante mal aspecto, o incluso chabolas, se han convertido en tiendas o comercios. Sí se conserva la organización por especialidades, y así, si quieres ir a comprar chat, tendrás que ir a una zona concreta. Si lo que quieres es ropa, a otra, etc., etc. Con la lluvia monzónica y el frío (Addis está a una altura considerable, ni en Agosto hace calor, salvo los momentos en que luce el sol, que no son muchos), la verdad es que no resultaba muy apetecible andar por allí. Pero no creo que haya que dejar de ir, y seguramente con un poco de discreción y algo de tiempo, es un sitio más interesante.
Iglesias en Gondar
Iglesia Debre Birhan Selassie
(1)
Cuando una viaja a Etiopía, además de conocer maravillosos paisajes, visita muchas iglesias. Viajar a Etiopía, además de ver maravillosos paisajes, es visitar diferentes iglesias. Una vez hayáis estado en Lalibela, creeréis que ya lo habéis visto todo porque los templos subterráneos que hay allí son realmente impresionantes. Pero no, no habéis visto todo; os falta una de las mejores basílicas del país abisinio. Aunque creáis que no os dan las fuerzas para ver más edificios sagrados, haced un esfuerzo. Nosotras visitamos esta maravilla en cada uno de nuestros viajes al país africano. Esta iglesia está en una colina y sus murales decorados se conocen como las pinturas más famosas de Etiopía. Dentro del templo, hay un techo que tiene ¡más de 80 cabezas de querubines etíopes! Y lo mejor de todo…¡son todas diferentes! Hace falta fijarse bien para comprobar que cada uno tiene una expresión distinta al resto, pero merece la pena. A través de los rostros, se nos transmite la historia de la religión etíope. Está un poco alejado de la ciudad de Góndar, pero aun así, ¡no os lo podéis perder!
Museos en Addis Ababa
Museo Nacional de Etiopía
(2)
Lucy es el esqueleto de un prehomínido perteneciente a la especie Australopithecus Afarensis, de 3,5 millones de años. Se encuentra en el Museo Nacional de Addis Abeba y era una de mis ilusiones en este viaje fabuloso por Etiopía, poder ver a Lucy. Su nombre se debe a que cuando fue descubierta en el campamento de arqueólogos sonaba la canción de los Beatles " Lucy in te sky with diamons" o sea Lucy en el cielo con diamantes, una fabulosa canción. El museo situado en el centro de la ciudad es pequeño pero muy bien cuidado,tiene un poco de todo yes muy interesante,tiene pinturas de Lalibela,los tronos de los emperadores,ropas y utensilios.La verdad que merece la pena visitarlo,un museo en Africa no es nada corriente y este se lo merece
Templos en Bahar Dar
Los monasterios del lago Tana
(5)
Las islas del lago Tana albergan monasterios del s. XIII y XIV, aun habitados por monjes y monjas (separados, por supuesto), que siguen una vida apartada y, nunca mejor dicho, monástica... sorprende la delgadez de algunos de ellos, que se mantienen con un puñado de grano al día y poco más! Fueron dundados por ermitaños del cristianismo primitivo que buscaban un lugar donde retirarse del mundo terrenal, y hasta allí siguen acercándose los peregrinos, sobre todo en fechas señaladas. Uno de los más bonitos es el Ura Kidane Mihret, también de los más frecuentados por los turistas. Un paseo de casi media hora por el bosque nos conduce a él, una construcción circular, típico ejemplo de iglesia ortodoxa etíope, hecha de argamasa de barro con techo de paja y forma cónica, guarda en su interior frescos, manuscritos, objetos eclesiásticos, coronas y vestimentas reales de varios emperadores del s. XIV.... Uno de estos monjes consintió en dejarnos hacerle fotos mientras leía uno de sus "incunables", un manuscrito del s. XIII o XIV. Sí, no son libros guardados para museo, los siguen utilizando! Cuando decidió que ya era suficiente, con un gesto leve, pero serio y lleno de autoridad, nos despidió.
Cataratas en Bahar Dar
Tis Isat
(4)
Por fin llegamos a un punto del camino desde el cual divisamos entre perplejos y entusiasmados el primer gran salto que el río Abay realiza en su curso, en un largo peregrinaje que le conducirá durante cientos de kilómetros hacia el encuentro en la ciudad sudanesa de Jartum con su hermano el Nilo Blanco y finalmente a su desembocadura en el Mediterráneo Las cataratas de Tis Isat constituyen un espectáculo impresionante (venido a menos en los últimos tiempos debido a la construcción de una central eléctrica que desvía gran parte del cauce del río). Desde nuestra privilegiada atalaya no nos cansamos de contemplar el salto al vacío que realiza el Abay, una caida de 45 metros de altura en un frente de unos 400 metros. El río ruge, su estruendo quiebra el silencio de estos parajes , su fuerza provoca que el vapor del agua se eleve hacia el cielo etíope formando una fina cortina de humo que no hace sino refrendar el acierto de los que en su día bautizaron a estas cataratas (recordemos que en amárico Tis Isat quiere decir Humo sin fuego o Agua humeante – depende del traductor-) Me gustaría acabar esta descripción con una reivindicación de la figura de Pedro Paez, un sacerdote español que en el año 1618 tuvo la fortuna y el honor de alcanzar lo que no habían logrado ni griegos ni romanos, esto es las fuentes del Nilo Azul. Las hazañas de este increíble personaje son relatadas con su maestría habitual por el escritor y viajero Javier Reverte en su excepcional libro Dios el diablo y la aventura. Un libro de lectura obligada para todos aquellos amantes de la aventura y sobre todo para todos aquellos que queráis aprender un poquito más sobre Etiopía y ese gran héroe anónimo llamado Pedro Páez Jaramillo. El descubridor “oficial” de las fuentes del Nilo es el escocés James Bruce aunque, paradojas de la vida, arribó a este paraje 152 años después que lo hiciese el misionero español.
De interés cultural en Asela
La Tribu Erbore
Nos dirigimos al extremo suroeste de la región del Omo, cerca del lago Stefanie, nuestro “safari humano” nos acerca en esta ocasión a las inhóspitas tierras de los Erbore. El paisaje que se presenta ante nuestros ojos es desolador ¿cómo es posible que estas gentes puedan subsistir en un terreno tan adverso? ¿Cómo es posible que mantengan vivas sus costumbres, sus ritos ancestrales sin perder un ápice de su identidad? Las mujeres Erbore son bellas, delicadas con un aire entre tímido y dulce que las hace encantadoras; se adornan profusamente con esa coquetería tan propia de todos los pobladores de estas tierras. Los hombres Arbore llevan marcada su dura existencia en las arrugas de sus rostros. Hemos de indicar que en los cien últimos años, la vida del pueblo Erbore se ha visto inmersa en continuos enfrentamientos con los pueblos circundantes con la única finalidad de hacerse con el control de las tierras de pasto para sus ganados. Los Erbore son una variante de los Oromos..Sus pinturas y sus adornos son alguno de sus rasgos más significativos..Viven en chozas y se dedican básicamente a la ganadería. La población de arbore, arbora, erbore o irbore llega a alcanzar las 6.000 personas.
Iglesias en Lalibela
Iglesia de Na'akuto La'ab
A las afueras de Lalibela esta la Iglesia Nakuta La ab, situada en un paraje extraordinario y dentro de una cueva natural esta esta iglesia. El pope nos enseño todos sus tesoros y es alucinante que las cruces de oro y plata y demás tesoros están guardados sin ninguna protección, en occidente serian pasto de los anticuarios, tanto valor sin ninguna protección es algo que solo puede ocurrir en este país. Solo hay un problema y son las pulgas, las hay a millones aunque no se ven y a mi que todo bicho me pica no sabéis como me pusieron, pero aun así mereció la pena de poder ver este rincón de Etiopía
Catedrales en Addis Ababa
Catedral de San Jorge
(1)
La Catedral de San Jorge, el patrón de Etiopía, en Addis Abeba, no es una visita imprescindible desde mi punto de vista... fue construida en 1896 por el emperador Menelik II para conmemorar la victoria frente a Italia en la batalla de Adwa (1896), tiene forma octogonal y un estilo neoclásico, rodeada de jardines. El día que fuimos no pudimos entrar, ya que en ese momento se estaba celebrando el entierro de un alto cargo de la Iglesia Ortodoxa Etíope. A sus puertas se agolpaba una multitud, que no cabía dentro.. y pudimos ver algunas de las sombrillas de terciopelo y otras telas, bordadas, que se utilizan en las grandes ocasiones, como la Semana Santa y procesiones de renombre.
Monumentos Históricos en Gondar
Los castillos de Gondar
(2)
Gondar, a los pies de las montañas Simien, fue fundada por Fasilidas en el s. XVII, y fue un centro político, administrativo, comercial, religioso y cultural importante durante más de 250 años. Su decadencia, producto de intrigas y luchas dinásticas, se agravó cuando Tewodoros II trasladó la sede del gobierno imperial a Debre Tabor, a 100 km al sureste. Más adelante, la ciudad fue saqueada por los mahdistas sudaneses durante el s. XIXI, y por último, ocupada por las tropas fascistas italianas en la segunda Guerra Mundial. Algunos edificios resultaron dañados por el bombardeo de las Fuerzas Aéreas británicas durante la campaña de liberación. Este es, pues, otro de los sitios históricos y sorprendentes de Etiopía. ¿Quién iba a imaginar que en el Africa subsahariana te vas a encontrar con unos auténticos castillos medievales? Fue el emperador Fasílidas quien levantó el primero, y sus sucesores continuaron construyendo el resto de fortalezas a su alrededor, iglesias y baños, hasta completar un conjunto arquitectónico único en todo el país y en África. El recinto real, Gebbi (significa recinto, en amariña), en pleno centro de la ciudad, está lleno de castillos y edificios auxiliares: el Archivo real, la casa de los músicos, la cuadra, la sauna, los baños, la casa de las hilanderas... todos conectados por túneles y pasillos, y rodeados por altos muros de piedra. Por un rato, olvidarás que estás en el "continente negro" y te transportarás a cualquier lugar de Europa, bien podría ser Escocia... y no sé si es bueno o no. Particularmente, no me entusiasmó, más allá de que es un lugar curioso.
De interés turístico en Turmi
Pueblos Hamer
(3)
El trayecto entre Arba Minch y Turmi, principal "base de operaciones" para una estancia en el Sur de Etiopía en busca de las tribus que allí habitan, no es un camino fácil... Suele llevar muchas horas, peor si es época de lluvias aunque yo tuve algo de suerte porque el tiempo era bastante seco ése año (2010). También es probable que os encontréis con carreteras nuevas, ya que hace dos años había grandes tramos en construcción -aunque aquí las obras pueden llevar mucho tiempo-. El caso es que, como en muchos viajes, las carreteras son fuente de sorpresas e imágenes inolvidables. Casi desde el inicio, por la mañana temprano, nos vamos encontrando con rebaños de vacas que utilizan el asfalto como vía cómoda para su recorrido diario. Suelen ser conducidas por los niños y niñas, armados con palos para guiarles. Sus facciones aún son redondeadas, más parecidas al Norte... Por supuesto, esto conlleva que la marcha sea muy lenta. Después, ya sea porque habéis pinchado y tenéis que hacer una parada forzosa, o porque al cruzar un puente os encontráis con una gran cascada, o porque lleváis muchas horas y lógicamente el chófer tiene que descansar, los encuentros con las gentes del lugar o los paisajes espectaculares, están asegurados. Recuerdo un punto concreto en que de repente se abrió ante nosotros el Valle del Omo. Una llanura que se antojaba infinita, una gran depresión del terreno con aire saheliano, es decir, un terreno arenoso y semidesértico salpicado de acacias con ramas revestidas de pinchos... una choza solitaria que lo primero que os hará pensar es "¿quién vive ahí, enmedio de la nada, pero con esa maravilla de paisaje delante?". Siempre aparecerán, principalmente, niños y adolescentes. A veces con intención de pedir dinero, bolígrafos o caramelos. Es la herencia de los turistas que se afanan en ejercer de Reyes Magos sin que nadie se lo pida, sin que arreglen nada (más bien lo contrario) excepto sus conciencias. Paciencia, pueden ponerse un poco agresivos incluso, pero ¿cómo les vamos a culpar?. Son niños. Por cierto, puede sorprender sus "armas"... son réplicas muy buenas de los kalashnikov que suelen lucir sus padres, hechas de madera. Cuanto más nos acercamos a Turmi, más agreste se vuelve el terreno. Desaparece el asfalto y se ha de circular por pistas de arena, cruzando cauces de río secos... o no. Es necesario un 4x4. El aire se vuelve muy caliente. Entramos en territorio Hamer.
Monumentos Históricos en Lalibela
Bet Mariam
(2)
El conjunto de las once iglesias excavadas en roca de Lalibela, Etiopía, fue declarado Patrimonio de la Humanidad en el año 1978. La ciudad de Lalibela sigue siendo, a día de hoy, un importante centro de peregrinación y culto. La Iglesia de Santa María (Biet Mariam, Bêta Mâryâm) es, al igual que el resto, de culto ortodoxo. En su interior se conservan bonitos frescos y bajorrelieves pintados. Destacan las bonitas formas de sus ventanas.

Lugares turísticos de Etiopía

Etiopía es un país cargado de historia y tradición. Conserva los restos más antiguos de seres humanos hallados hasta la fecha. Para los turistas de pinacotecas, en Addis Abeba se encuentran los restos óseos de la primera antepasada homínida conocida, cariñosamente llamada ‘la abuelita Lucy’.

Etiopía además conserva intactos sus parajes únicos, su flora y su fauna.

Entre los mayores atractivos que visitar en Etiopía, se encuentra la ciudad de Aksum, donde supuestamente, se conservan las Tablas de la Ley que Dios entregó a Moisés.

Unas condiciones meteorológicas tan favorables han facilitado la supervivencia de ciertas especies de animales y plantas autóctonas, que solo se pueden ver en Etiopía.

El norte del país concentra los picos más altos de Etiopía. De cultura cristiana ortodoxa y rodeada por países de tradición islámica, se le apoda con el nombre de ‘la isla del negro cristianismo’. Entre las cosas que ver en Etiopía, se encuentra la ciudad de Lalibela, por sus célebres iglesias excavadas en la roca.

Otro de los principales atractivos turísticos que hay en Etiopía es la pureza con la que se han sabido encapsular en el tiempo, las tradiciones milenarias y los ritos pretéritos.

Por último es muy recomendable visitar los castillos de Godar. Declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, son un ejemplo perfecto de manifestación artística y arquitectónica etíope. Esta ciudad medieval africana data de 1636, se trata de un sitio indispensable que ver en Etiopía, ya que es extremadamente raro encontrar este tipo de edificaciones en la zona.

Adéntrate en un país único y disfruta de todo lo que puede ofrecerte