Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde querés ir?
¿Te gusta Vejer de la Frontera?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Estatuas en Vejer de la Frontera

estatuas en Vejer de la Frontera

Estatuas en Vejer de la Frontera
Monumento en homenaje a la mujer vejeriega
(1)
Llama en seguida la atención contemplar una escultura o estatua negra entre las calles de uno de los pueblos más blancos y maravillosos de la provincia de Cádiz. Es precisamente ese contraste quien te hace acercarte hacia la balconada sobre la que se sitúa y admirar con detenimiento la curiosa escultura mientras adivinas el motivo de su construcción. Justo en la pared en frente de la escultura podemos encontrar la placa que atestigua que dicha escultura es un homenaje a la mujer vejeriega, una escultura que si nos fiamos de la fecha que aparece en la placa de mármol, es bastante reciente, ya que fue colocada durante el año 2007 por el Concejo de la Mujer de Vejer de la Frontera. La escultura muestra a una mujer de mediana edad envuelta en un traje largo negro que sólo deja al descubierto una triste mirada, unos ojos faltos de libertad. La estatua es una clara y super lógica reivindicación al derecho a la libertad que han de tener todas las mujeres hoy en día. Este hecho de la igualdad entre hombres y mujeres y de la libertas de la mujer cobra especial relevancia en Vejer, ya que en este pueblo, las mujeres han llevado durante mucho años vestidos negros largos en forma de túnica, con una especie de mantilla incluida que les tapaba gran parte del rostro. Se cree que fue una herencia de la época musulmana que poco a poco se fue convirtiendo en una especie de costumbre histórica que en el caso de Vejer llegó hasta casi mediados del siglo XX, cuando su uso se prohibió. Esta prenda de vestir era conocida como "traje de cobijada" o "cobijá". Aunque al parecer se han realizado ciertos intentos por recuperar esta "tradición", la escultura nos dice que son nuevos tiempos y que hay que proclamar la igualdad entre sexos, sobre todo en este caso de la mujer vejeriega, que durante tantos años tuvo que ir "cobijá", pero que un día "descubrió su rostro en aras de la libertad", como reza la placa de mármol. Resumiendo, un rincón que proclama la igualdad entre sexos y la libertad de las mujeres, un lugar muy especial tanto para las mujeres vejeriegas como para el resto de mujeres del mundo mundial.