Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde querés ir?
¿Te gusta Tunis?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +

Qué hacer en Tunis

333 colaboradores
Lo más reservado en Tunis y cerca
Excursiones
Excursión a Kairuán y Djem
(1)
190
Civitatis
480
Excursiones
Excursión a Monastir y Susa
160

145 lugares para visitar en Tunis

Pueblos en Sidi Bou Said
Sidi Bou Saïd
(16)
Dejé Túnez capital en un trencito suburbano atestado de gente joven. No fue fácil saber cuál tren tomar, ni subir entre tantos apretujones, ni sobrellevar los 30 minutos que demora el tren en llegar a Sidi Bou Said. Es que el tren era un desborde: Viajábamos con las puertas abiertas y había gente trepada hasta en los maleteros. Desde allí cantaban: Todo el vagón cantaba y golpeaba las paredes como si fueran tambores. Yo no tenía miedo, pero cantaban en tunecino y no entendía nada. Ya casi llegando me enteré que eran seguidores del equipo de fútbol ‘Esperance’, felices porque habían ganado no sé qué y no sé cuándo. Ufff, qué experiencia... Luego de semejante terremoto, Sidi Bou Said me pareció un paraíso. El lugar es simplemente increíble, un pueblo blanco y azul –hoy día convertido en refugio de millonarios tunecinos- alrededor de un faro viejo con unas vistas impresionantes del Mediterráneo, que aquí es absolutamente turquesa. Salvo la calle principal, atestada de vendedores de chucherías y de tantos turistas que asusta, el resto del pueblo destila una tranquilidad de siesta. Es precioso irse sin rumbo por el laberinto de sus callejuelas hasta el faro. Luego, entre casas increíbles orladas por buganvillas, todo es pura pendiente hasta la playa. No cuesta tanto bajar, claro, el problema es subir nuevamente al pueblo. Como recompensa Sidi tiene pequeños rincones con terrazas donde sirven buenos kebabs y deliciosos jugos frescos.
Ruinas en Cartago
Las termas de Cartago
(3)
Arte en la propia ingeniería. Las Termas de Cartago muestran la suntuosidad de los romanos tras destruir a su archienemigo en las Guerras Púnicas. Cartago fue quemada y destruida y nadie tenía permitido vivir en la zona hasta que decidieron reconstruir la ciudad bajo control romano para aumentar los controles portuarios entre Sicilia y la actual Túnez. Las Termas muestran el control que llegaron a tener trayendo agua desde muy lejos tierra adentro, todo para deleite de unos pocos afortunados. El museo tiene mapas y una maqueta para poder entender el complejo correctamente. Junto al museo se encuentra la casa del Presidente de la República de Túnez.
Zonas de Compras en Túnez
Medina de Túnez
(11)
Las medinas son siempre universos asombrosos, un golpe a los sentidos, un mundo multicolor. Lo fascinante es que todas tienen mil cosas en común, pero ninguna se parece a otra. Si has recorrido las medinas marroquíes de Tetuán, TángerChaouen o Marrakech, la medina de Túnez, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, te parecerá más limpia, más abierta, menos caótica y más luminosa. Blanca y azul, con destellos de turquesas, rojos y amarillos, pasear por la divina medina de Túnez es tan relajado como caminar por la Ville Nouvelle. Al pasar la entrada principal, hay varios cafés siempre atiborrados de hombres en preciosos edificios afrancesados, luego las calles se estrechan poco a poco y de algún modo llegan a la Gran Mezquita y, más adelante, a la Kasbah de Túnez, un edificio precioso, compuesto de infinidad de arcos pintados de blanco y negro. Entre espectaculares palacios, madrazas, mausoleos, y fuentes, incontables tiendecitas venden desde toda clase de alimentos, marroquinería, y gorros moros (fez), hasta extractos de perfumes con nombre francés, mosaicos antiguos, y antigüedades. Otros rincones ineludibles dentro de la medina de Túnez son sus espectaculares teterías, generalmente ubicadas en locales antiguos, cubiertos de azulejos.
Ruinas en Cartago
Cartago
(4)
Los baños romanos de Cartago, uno de los pocos vestigios del gran imperio, ofrecen a los turistas españoles una tentación difícil de evitar. Además de hacernos fotos con las pocas columnas que quedan, y que dan a entender lo enorme que tuvo que ser aquello, nos encanta dirigir el objetivo hacia lo prohibido. Y es que en Túnez no se pueden hacer fotografías a espacios militares. Pero, justo al lado de los baños ¿Qué tenemos? Pues el Palacio Presidencial tunecino. Así que bajas del autobús y te dicen: "terminantemente prohibido hacer fotografías hacia ese lado". Y ahí estamos nosotros, furtivos y amigos de lo prohibido, encaminando disimuladamente el objetivo de la cámara hacia la casa del presidente de Túnez. Nuestro guía también nos comenta que gracias a estar ahí la casa del presidente, se han conservado los baños romanos que estaban al lado ya que esta zona se ha convertido en una urbanización residencial y las ruinas han ido desapareciendo para dar paso a los chalets.
Playas en Túnez
Playa Port Kantaoui
(7)
Lo mejor de Túnez es el azul de sus aguas, transparente y tibio. Señal de una tranquilidad de lo todavía no del todo explotado. También es cuestión de gustos y suerte, ya que en algunas playas cercanas nos dijeron que había muchas algas. Nuestra única pega es que nos picaron dos medusas, pero incluso para picar los bichos tunicinos parecen tranquilos. El personal del hotel te da una crema y al minuto ya ni te escuece ni nada. Además, en estas playas puedes practicar muchas actividades y puedes alquilar paracaídas remolcados por lanchas, lanchas, motos acuáticas... Pero después de un circuito, nada mejor que tumbarte en una cómoda tumbona con una cómoda colchoneta bajo una tranquila sombrila y dejarte llevar por la apetecible relajación de no hacer nada más que oír las olas del mar y pillar bronceado.
Museos en Túnez
Museo del Bardo
(3)
Este imprescindible museo de la ciudad de Túnez reúne la colección más fantástica de mosaicos de la época romana. Rescatados de antiguas y suntuosas mansiones, los mosaicos se exhiben en uno de los palacios más bellos de Túnez, mandado a construir en el siglo XIII por una importante dinastía real. El palacio fue ampliado y modificado hasta que en 1888 fue convertido en museo. El lugar, digno de Las Mil y una Noches, tiene varios pisos y salones que albergan distintas colecciones. Hay mosaicos que se usaban en los suelos, otros que componían increíbles murales, otros que recubrían techos, mobiliario y féretros. La decoración del palacio merece párrafo aparte. Maravillosas cúpulas, techos ornamentados, salones que fueron habitados por la realeza, estatuas, y galerías decoradas con estilizadas columnas trasladan a otro mundo.
Mezquitas en Túnez
Mezquita Zitouna
(3)
Todas las mezquitas de Túnez tienen como referencia la Ez-Zitouna, la Mezquita principal de la ciudad . El edificio que vemos en la actualidad representa una fascinante amalgama de construcciones de diferentes épocas desde columnas y capiteles procedentes de la antigua Cartago a un minarete otomano pasando por cúpulas ziries. Los no musulmanes sólo tienen acceso al patio central desde donde se adivina la sala hipóstila. Pero, sólo con eso uno ya se puede hacer a la idea de la grandiosidad de la misma. Aunque personalmente prefiero las mezquitas más pequeñas y accesibles, también es bueno contemplar aquellas más oficiales y monumentales. Un rincón recomendado si uno a a la capital.
De interés cultural en Túnez
Bab Bhar - Puerta de Francia
(3)
Bab Bhar es denominada por los europeos como la Puerta de Francia, y es el único resto conservado de la antiguas murallas que protegían la ciudad antigua de Túnez. Se denomina precisamente Puerta de Francia ya que está justo al final de la Avenida de Francia y es la limitación para marcar la entrada a la zona de la Medina, creando así una separación de la zona más antigua de la nueva. Bab Bhar significa en tunecino "Puerta del mar", ya que originariamente se orientaba de cara al mar aunque ya en el año 1860 se derribó para crear el puerto. Personalmente creo que es un lugar indispensable si se recorren las calles de Túnez de totalmente visita obligada!!
Zonas de Compras en Túnez
Zoco de Túnez
(6)
El zoco es el mercado árabe. En él se desarrolla la vida social de la ciudad, no solamente el comercio. En sus puestos puedes encontrar de todo: ropa, tallas de madera, tortugas vivas, cuadros... Aunque se especializan en productos de cuero, perfumes y especias. Si quieres comprar algo no te olvides de regatear, no sólo para ahorrarte algo de dinero, sino porque es la forma en la que se negocia aquí.
De interés cultural en Túnez
Mercado de las Joyas
(3)
Este rincón es para recomendaros que cuándo vayáis a Túnez, intenteis ir con tiempo y meteros por la Medina en la zona donde no hay turistas, no tiene que ver nada una parte con la otra, ni en el tipo de compradores, ni en el ambiente. Es muy interesante ver como viven y se desarrolla la vida allí, la zona de las "joyas" es fantástica, no se sabe si son antiguas y no parecen muy buenas, pero vale la pena verla.
Mercados en Túnez
Mercado
(3)
La capital de Túnez es un espectáculo de olores y voces. Un lugar privilegiado para descubrirlo es ¡cualquier mercado de alimentación! Entre puestos de carne, especias y cuscús, hallaremos también kohl -tinte negro- para marcar los ojos, henna o incluso esponjas naturales. Eso sí, lo más interesante es acercarse a los puestos de especias y de semillas. Colocadas en enormes sacos de fieltro están el cardamomo, la pimienta, la canela y el azafrán, tan usados en la cocina tunecina. Meter los dedos en los sacos de semillas, olfatear las esencias de jazmín y de almizcle... No tener ninguna prisa...
Aeropuertos en Túnez
Aeropuerto Internacional de Túnez-Cartago
(2)
El aeropuerto de Túnez se encuentra muy cerca de la capital tunecina (a tan sólo unos 8 Km al nordeste) y de Cartago, por lo que lleva el nombre de estas dos ciudades. Aunque el país tiene varios aeropuertos más, el de Túnez tiene un gran tráfico aéreo y recibe a miles de turistas y visitantes cada año, por lo que es bastante grande y cuenta con dos terminales (una de ellas exclusivamente para vuelos chárter). Su código internacional es TUN y en él operan compañías como Tunisair, Air Europa, Alitalia, Air France, Lufthansa, Jat Airways... También hay tiendas duty free, cafeterías, banco, oficina de cambio de moneda y de alquiler de coches. Si voláis desde España, al entrar al país deberéis presentar el pasaporte y rellenar la tarjetita de la visa o visado, que os recogerán en el control de aduanas del aeropuerto, dándoos un resguardo que no debéis perder, pues tendréis que entregarlo cuando salgáis de nuevo del país. Una de las cosas que más me llamó la atención es que tras la aduana, había un nuevo control policial, en el que has de descalzarte y pasar todas tus pertenencias por el escáner, al igual que el que hay siempre cuando embarcas. Para llegar del aeropuerto al centro ciudad, se puede ir en taxi (entre 4 y 7 DNT, hay taxímetro), o en el autobús nº 35 que te deja en la Av. Habib Bourguiba (0,6 DNT, cada media hora).
Catedrales en Túnez
San Vicente de Paul
(4)
Situada en la parte moderna de Túnez, la catedral católica de la capital combina a la perfección arte gótico y bizantino. Lo más reseñable de este edificio es el increíble contraste que tiene ver un edificio "tan occidental" aquí. Esto nos muestra la amalgama de culturas y de movimientos artísticos que concurren en la capital. Es difícil que no la veáis, ya que se encuentra en la arteria principal de la ciudad.
Calles en Túnez
Calle Zamaa ez Zitouna
(2)
La calle Zamaa Zitouna es, junto con la rue de la Kasbah, una de las calles más importantes de la Medina. Está flanqueada por multitud de tiendas de souvenirs, aunque se consiguen los mismos recuerdos a precios mucho más económicos en las calles secundarias. La calle asciende muy empinada desde la Place de la Victorie hasta la Gran Mezquita Zaitouna. Es una calle muy bulliciosa y concurrida. Las tiendas que flanquean la calle venden cerámica de Nabeul, talismanes con la mano de Fátima, jaulas, camellos de peluche... Y los vendedores hablan prácticamente cualquier idioma (es constante su reclamo: "hola... Español?... Italiano?.. Mientras vas recorriéndola). En la parte alta de la calle hay varias pastelerías típicas, así como el Café Ez-Zitouna, donde tomarse un té a la menta y fumar en shisha. Al final de la calle se divisa la galería oriental de la gran mezquita, que iluminan por la noche. Desde aquí, girando a la derecha, se encuentra la tienda de alfombras "Au Palais d'orient"; os animarán a entrar y a subir a la azotea, desde donde hay unas buena panorámica del patio de la mezquita y de los tejados y alminares de la medina.
Tiendas en Túnez
Palais du Jasmin
(5)
Saludos viajeros!!! Durante mi estancia en la medina de Túnez tuve la oportunidad de entrar en una de las perfumerías locales llamada "El Palacio del Jazmin". En este establecimiento se pueden encontrar esencias diversas al igual que perfumeros y quemadores de cristal decorados bastante vistosos y bien decorados. Como bien nos advirtió nuestro guía y se dice en esta página es un lugar donde se paga en euros y el precio es fijo. En cualquier caso no son en ningún caso precios desorbitados en comparación de lo que podemos encontrar en España. Existen multitud de modelos en cuanto a frascos y recipientes para conservar los perfumes para adaptarse a cualquier persona y tener un recuerdo de tu visita por Túnez. Como sucede en cualquier parte del mundo cuando un producto local vende se encuentran multitud de establecimientos del mismo tipo. Esto también ocurre en la medina de Túnez, por ello encontrarás varias callejeando por sus calles. La visita al Palacio del Jazmín o a cualquier otra perfumería de la medina para mi es recomendable. En este caso el dueño del establecimiento habla perfectamente español y podrás preguntar cualquier cosa sin problemas. Además las perfumerías, que forman parte del comercio de la medina de Túnez, al igual que otros tipos de establecimientos, son elementos cotidianos que sirven para entender algo más de la forma de vida y la economía de un lugar determinado independientemente de que nos guste o no el producto que se nos vende.
Museos en Bardaw
Sala de Azulejos
La llamada Sala de los Azulejos constituye la entrada del Palacio del Bardo. Recibe este nombre porque estaba completamente revestida de azulejos, de los que sólo se han podido recuperar algunos fragmentos. En esta sala se hallan, aparte de algunos mosaicos, algunas piezas procedentes de yacimientos prehistóricos de Túnez como el Hermaïon de El Guettar (uno de los monumentos espirituales más antiguos del mundo, de más de 40.000 años de antigüedad), o un sarcófago de una necrópolis púnica de la antigua ciudad de Cartago.
Playas en Hammamet
Yasmine Hammamet Beach
(5)
La playa, una de las mas bonitas, limpias y tranquilas que he visitado en toda mi vida. Fui en octubre, y la temperatura de Túnez y del agua era perfecta para bañarse y pasar el día en la playa tomando el sol. En principio la zona del hotel donde yo estaba, estaba todo bien. cerca del puerto de Yasmine, y como os cuento ningún problema, ni nada que criticar.
De interés turístico en Túnez
Vistas desde los tejados de La Medina
(1)
Por toda la Medina, hay tiendas que en la parte de arriba tienen una terraza con vistas amplias a toda la ciudad. Desde allí se pueden ver las mezquitas y los edificios más significativos de la capital.
Inspírate con las mejores listas de expertos

Lugares turísticos de Tunis

Los lugares que ver en Tunis son muy variados y están muy lejos los unos de los otros, así que lo mejor será que conseguir una forma de moverte, ya sea coche o transporte público.

Sidi Bou Said es un precioso pueblo de casa blancas y azules con unas maravillosas vistas al mar. Perfecto para callejear y buscar secretos o tomarte algo en una fantástica terraza. Es sin duda un sitio que ver en Tunis totalmente mágico. Otra de las cosas que ver en Tunis es la Medina de Túnez y se tarda en tren media hora. La Medina
fue considerada por la UNESCO patrimonio de la humanidad por tanto es algo imprescindible que visitar en Tunis.Tiene edificios importantes debido a su historia y a su construcción. Además es una zona alegre debido a los puestos y a las personas encantadoras y divertidas que trabajan ahí.

Otra excursión interesante son los Baños de Cartago que hay en Tunis, donde prácticamente, solo con ver las ruinas de las termas romanas, puedes imaginarte a la perfección como eran y como vivían los romanos, con sus lujos. Pero lo recreas más aun, sí te aproximas al Museo del Bardo a ver como fantásticos mosaicos y objetos que se utilizaban para las casas romanas y desde luego es de las cosas más importantes que ver en Tunis hoy.