¿Dónde querés ir?
Entrar con Google +

Que ver en el Castillo de Praga: 12 rincones con encanto

  • Minube Must-Sees
Que ver en el Castillo de Praga: 12 rincones con encanto

Lejos de la idea de castillo fortificado, con sus grandes torres y altas murallas, el Castillo de Praga se escapa de lo habitual ya que no es propiamente un castillo, sino un conjunto de bellos palacios y edificios. En esta lista te mostraremos las mejores cosas para ver en el Castillo de Praga para que descubras este lugar tan singular de la capital checa.

 

Una vez llegues al recinto del castillo lo primero que encontrarás será el antiguo Palacio Real, que fue residencia de los príncipes de Bohemia. Aquí podrás visitar la terraza exterior y disfrutar de las maravillosas vistas de los jardines y una de las salas que más llama la atención, el Gran Salón de Vladislav, con su bóveda estrellada y enormes ventanales. Este salón fue escenario de justas a caballo y muchos de los actos oficiales como las coronaciones de los reyes.

 

Antes de iniciar el recorrido por el Castillo de Praga, quédate frente al Palacio, pues cada hora en punto se realiza el Cambio de Guardia y el más espectacular tiene lugar a las 12 del mediodía, ya que es cuando se iza la bandera y se acompaña de música y trompetas. Tras la animada ceremonia, dirígete a la Catedral de San Vito, uno de los edificios imprescindibles del recinto. Aparte de ser el templo más grande de toda la ciudad, la catedral es uno de los monumentos más importantes del gótico checo. Tanto el exterior del edificio con su torre de casi 100 metros como el interior con preciosas naves de crucería sobre el coro y sus vidrieras, hacen de esta catedral una verdadera joya de arte.

 

Junto a la catedral verás la Basílica de San Jorge, un convento que mezcla el arte románico con detalles barrocos en su fachada y que alberga en su interior restos de frescos en las bóvedas y una increíble colección de arte de Bohemia. Si continuas caminando por los aledaños del castillo, llegarás al Callejón del Oro. Esta pequeña calle junto a la muralla guarda el encanto medieval de las pequeñas casas que se construían en aquella época. Cada casa pertenece a la profesión que desempeñaban las personas que habitaban en ellas agrupándose en diferentes gremios como artesanos, cocineros o herreros. Una de las curiosidades de este lugar es que el propio Kafka vivió en una de estas casas de colores.

 

A continuación del callejón hay una bonita zona verde formada por los Jardines del Sur del Castillo. Este es uno de los mejores paseos para dar por la zona, con increíbles miradores en diferentes alturas a lo largo de la colina y que ofrecen unas vistas a cada cual más espectaculares. Pegado a los Jardines del Sur se localiza el Jardín Real, uno de los recorridos más bonitos en el que podrás pasear entre sus maravillosas fuentes y esculturas de ángeles.

 

En las inmediaciones del Jardín Real se encuentra el Mirador del Castillo, en el cual podrás disfrutar de la mejor panorámica sobre los alrededores del castillo. Otro de los sitios más curiosos del recinto del Castillo es el Viñedo de San Wenceslao, y es que seguro que no esperabas encontrarte en medio de tanto edificio unas viñas. Lo mejor de todo es que se puede entrar a ellas e incluso hay un festival de vino donde se degustan los productos de la zona.

 

A las puertas del castillo también podrás visitar la Plaza Hradcany, una de las más emblemáticas de la ciudad y la explanada principal del barrio, rodeada de los monumentos más importantes y edificios como el Palacio Schwarzenberg. Este palacete de nombre impronunciable guarda una parte importante de la colección barroca de la Galería Nacional, en la que encontrarás objetos de lo más curiosos y algunas armaduras originales de soldados.

...Leer