¿Dónde querés ir?
Entrar con Google +

Praga en 4 días: la ciudad y sus alrededores

  • Minube Must-Sees
Praga en 4 días: la ciudad y sus alrededores

Visitar Praga en 4 días es una oportunidad ideal para conocer en profundidad los edificios más famosos de la ciudad e incluso ir más allá y dedicar un día entero a descubrir algunas de las preciosas ciudades que tiene la República Checa. A continuación, encontrarás un recorrido con todas las cosas que hacer en Praga en 4 días para que tu viaje a la ciudad de las cien torres sea un recuerdo para toda la vida.

 

¿QUÉ VER EN PRAGA EN 4 DÍAS?

 

Día 1 - mañana:

 

Tu viaje a Praga en 4 días lo comenzarás adentrándote en uno de los barrios con más historia y encanto de Praga. Visitarás el Barrio Judío para ver la exposición del Museo Judío que tiene la ciudad. Está repartido en varias sinagogas, y una de ellas es la Sinagoga Vieja-Nueva, un templo del siglo XIII que tiene una exposición con objetos que utilizaban los judíos durante el rezo. A continuación visitarás la Sinagoga Española y su característico interior semejante al de una mezquita. En ella volverás a encontrar un museo con objetos y fotografías que repasan la historia de los judíos en la región. Y para comer, te acercarás a alguno de los pubs cercanos para disfrutar de una auténtica pinta checa.

 

Día 1 - tarde:

 

Por la tarde seguirás el recorrido del Museo Judío visitando la Sinagoga Pinkas, donde hay una emocionante colección de dibujos hechos por niños que reflejan el terrible día a día que vivían los reclusos judíos, y en las paredes están escritos los nombres de las miles de personas que murieron bajo el régimen nazi. Al salir, recorrerás el famoso Cementerio Judío con sus miles de lápidas formando el paisaje más emotivo de Praga. Seguidamente conocerás la Sinagoga Klausen y su museo con objetos utilizados en el rezo de los judíos, y la Sinagoga Maisel con su exposición interactiva en la que, utilizando paneles, se pueden consultar manuscritos, mapas e información de personalidades judías. Finalmente, te dirigirás al embarcadero para dar un paseo en barco por el río Moldava con una cena incluida a la luz de las velas y con música en directo de fondo.

 

Día 2 - mañana:

 

Comenzarás visitando el Castillo de Praga, cuyo recinto está gobernado por la Catedral de San Vito, el símbolo religioso de todo el país. Descubrirás sus diferentes estilos que van del gótico al barroco así como las capillas, tumbas y mausoleos que hay en su majestuoso interior. Continuarás viendo el Antiguo Palacio Real y su impresionante Salón de Vladislao, un enorme espacio que en el pasado acogió importantes eventos a nivel monárquico. La Basílica de San Jorge será tu siguiente parada en el recinto, con su llamativa fachada románica rojiza. A pesar de su sobrio interior, tiene capillas e incluso obras de arte que merecen la pena conocer. Al salir caminarás por el pintoresco Callejón del Oro y sus pequeñas casas de colores, y seguidamente visitarás el Monasterio de Strahov para conocer su increíble biblioteca con frescos en el techo.

 

Día 2 - tarde:

 

Por la tarde, te adentrarás en el precioso barrio de Malá Strana para ver el encanto que encierran sus calles empedradas con bellos edificios renacentistas. Al salir caminarás por el Puente Carlos, uno de los iconos de la ciudad, y podrás ver a tu paso las 30 estatuas que hay a ambos lados. Al final, tendrás que pasar por debajo de la Torre de la Ciudad Vieja, y después caminarás un poco para llegar al rincón con más encanto de toda Praga, la Plaza de la Ciudad Vieja. Aquí podrás ver el mítico Reloj Astronómico y el desfile de sus 12 apóstoles, así como impresionante Iglesia de Nuestra Señora en frente del Týn con sus dos puntiagudas torres góticas rozando el cielo de Praga. Y para finalizar, irás a una taberna o pub cercano para disfrutar de una buena cena acompañada por una pinta.

                                                                      

Día 3 - excursión:

 

Este tercer día de viaje lo pasarás fuera de Praga, y a continuación te proponemos varias escapadas diferentes. Si eres un enamorado de la historia, el mejor sitio que puedes visitar es el Campo de Concentración de Terezín. Aunque recuerda a uno de los capítulos más tristes de la humanidad, es un sitio para aprender y concienciar dando un paseo por las zonas de trabajos forzados, las oficinas donde los oficiales dirigían los campos e incluso las celdas donde dormían los reclusos.

 

Pero si quieres conocer las ciudades con encanto que hay cerca de Praga, no dudes en dedicar un día para ver Karlovy Vary, Kutná Hora o Cesky Krumlov. Todas ellas tienen aspecto medieval y caminando por sus calles con monumentos históricos y preciosos edificios de colores sentirás como si hubieras viajado al escenario de un cuento.

 

Día 4 - mañana:

 

En tu última mañana te acercarás al Museo del Comunismo para ver su colección de objetos cotidianos que utilizaban los ciudadanos cuando vivían bajo el régimen. La siguiente parada será en la Casa Municipal de Praga para adentrarte en una de las disciplinas más emblemáticas de Praga y la República Checa, la música clásica. Te adentrarás en esta joya modernista de la ciudad viendo su lujoso patio de butacas. Al salir, caminarás hasta la Sinagoga de Jerusalén o del Jubileo, un templo religioso con una fachada colorida impresionante y con un interior que es un festival de colores repleto de columnas ricamente decoradas. A continuación aprovecharás la hora de comer para almorzar en alguna de las terrazas que hay por la Plaza de Wenceslao, donde también podrás hacer alguna compra.

 

Día 4 - tarde:            

 

Justo aquí se encuentra el Museo Nacional, al que harás una visita para ver la variada exposición de minerales, animales disecados, y muestras de la evolución humana enfocadas en el país. Cuando acabe tu visita, darás un último paseo por las calles de la Ciudad Vieja y Malá Strana hasta llegar al Monte Petřín, uno de los parques más populares de Praga. Durante el paseo podrás disfrutar de unas vistas muy especiales de la ciudad, pero el mejor momento será cuando llegues a la Torre Petřín y asciendas a su mirador para poner todo Praga a tus pies y decir adiós a la ciudad con las mejores vistas.

...Leer