¿Dónde querés ir?
Entrar con Google +

Edimburgo en 4 días: la ciudad y sus alrededores

  • Minube Must-Sees
Edimburgo en 4 días: la ciudad y sus alrededores

Lo mejor de descubrir Edimburgo y sus alrededores en 4 días es que tendrás tiempo tanto para conocer los mejores monumentos, museos y parques de la ciudad, como para visitar el Lago Ness y Glasgow, dos de los destinos que todo viajero debe conocer cuando visita Escocia.

 

A continuación encontrarás un itinerario con los mejores rincones que visitar en Edimburgo en 4 días para descubrir con calma la ciudad, sus alrededores y lo mejor del norte del país.

 

¿QUÉ HACER EN EDIMBURGO EN 4 DÍAS?

 

Día 1 - mañana.

 

Comenzarás el primer día recorriendo el interior del edificio más emblemático de la capital escocesa, el Castillo de Edimburgo. Tras una visita guiada con la que descubrirás el interior de este imponente conjunto medieval, saldrás hacia la calle Royal Mile, donde se concentran los principales monumentos de la ciudad. Bajando desde el castillo hacia el cruce con Calton Road, te sumergirás en el vibrante ambiente de la arteria principal de la ciudad. Tras escupir sobre el Heart of Midlothian, como dicta la tradición, te adentrarás en la imponente Catedral de St. Giles. Sin perder mucho tiempo, seguirás bajando por la Royal Mile, dejando la Biblioteca Nacional de Escocia a mano izquierda, y subirás a Calton Hill. Desde esta colina repleta de monumentos dedicados a diferentes personalidades locales podrás disfrutar de una panorámica impresionante de la ciudad.

 

Día 1 - tarde

 

Después de comer tocará acercarse hasta uno de los rincones más atractivos de la ciudad, el Palacio Holyrood, uno de los rincones imprescindibles que ver en Edimburgo en 4 días. Pasearás por los aposentos de esta residencia real de la corona británica y visitarás la Abadía de Holyrood, que se encuentra pegada al palacio. Está en ruinas, pero precisamente por ello tiene un encanto muy especial, ya que te permitirá imaginar cómo era durante su época de mayor esplendor. Para acabar el día con la mejor sensación, verás el atardecer más bonito de Edimburgo desde Arthur’s Seat. ¡El duro camino hacia la cima merece la pena! Ya entrada la noche, disfruta de la vida nocturna de Edimburgo en el pub Stramash, ideal para escuchar y bailar música escocesa mientras tomas una pinta de cerveza.

 

Día 2 

 

Lo mejor de visitar Edimburgo en 4 días es que tendrás tiempo para dedicar un día a hacer una excursión por las Highlands y el Lago Ness. Así, conocerás la región más famosa de Escocia y uno de los rincones más populares de todo el país. Visitándolos con una excursión organizada tendrás incluido el transporte y te acompañará un guía en todo momento. Además, te llevarán haciendo paradas estratégicas por el camino para ver algunos castillos famosos, pueblecitos típicos de las Highlands y rincones desde los que conseguir unas vistas espectaculares de los paisajes de la región.

 

Día 3 - mañana

 

Arrancarás tu tercera mañana en Edimburgo visitando la Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno. Este museo gratuito está dividido en dos majestuosos edificios con unos jardines que son una obra de arte en sí mismos. Tras visitar el museo, caminando hacia el centro de la ciudad encontrarás Dean Village, un barrio que mantiene el encanto del Edimburgo de finales del siglo XIX. Tras pasear por esta zona repleta de jardines y casitas de piedra, tomarás el bus número 47 para volver al centro. Allí visitarás el cementerio de Greyfriars y Greyfriars Bobby, dos auténticos emblemas de Edimburgo, y bajarás por Victoria Street hasta Grassmarket para comer en alguno de los mejores pubs de la ciudad.

 

Día 3 - tarde

 

Tras tomar un café en la cafetería Spoon, un inspirador espacio en el que J.K. Rowling pasó horas escribiendo Harry Potter, harás una breve visita al Museo Nacional de Escocia. Este espacio que se puede visitar gratuitamente conserva las muestras más representativas del arte, la tecnología y la ciencia escocesa, entre ellas la Oveja Dolly. Saldrás de este interesante museo para ir hacia Mary King’s Close, un callejón subterráneo que muestra cómo era la vida de la ciudad en el siglo XVII. Finalmente, para terminar el día, cogerás el autobús número 45 hacia la Playa de Portobello, desde donde tendrás unas increíbles vistas del Mar del Norte al atardecer.

 

Día 4 - mañana

 

Tras levantarte temprano, irás a la Estación de Waverley para coger un tren a Glasgow. En poco menos de una hora habrás llegado a la capital británica de la música en directo y el arte callejero. Caminando por Buchanan Street podrás ver, además de algunos de los edificios más bonitos de Glasgow, músicos callejeros que tocan la gaita, o jóvenes tocando los temas más sonados de las listas éxitos. Mientras te acercas a la Catedral de Glasgow, cruzando la zona de la Universidad, admirarás algunos de los mejores grafitis de Europa y encontrarás una cafetería en una cabina azul, Empire Coffee, que es parada obligada. Tras visitar los alrededores de la Catedral y pasear por la increíble Necrópolis de Glasgow, volverás a Edimburgo desde la estación de Queen Street.

 

Día 4 - tarde

 

De vuelta en la capital escocesa, pasearás por los jardines de Princes Street, uno de los imprescindibles de la ciudad por los monumentos que alberga y por las vistas del Castillo y de la ciudad vieja que ofrece. Dejando a la derecha la famosa estatua del oso Wojtek, saldrás de los jardines, pondrás rumbo a la calle Rose Street, ideal para hacer shopping, y volverás hacia el Monumento a Walter Scott, el más imponente de toda la ciudad. Tras este paseo por lo mejor de la ciudad nueva de Edimburgo, te dirigirás hacia el norte. Después de caminar durante un cuarto de hora llegarás al Real Jardín Botánico de Edimburgo, que, además de alojar una increíble variedad de plantas, te permitirá disfrutar unos atardeceres que son simplemente espectaculares.

...Leer