¿Dónde querés ir?
Entrar con Google +

Marrakech en 2 días: los imprescindibles

  • Minube Must-Sees
Marrakech en 2 días: los imprescindibles

Si quieres disfrutar de una experiencia diferente, no hay nada como pasar un fin de semana en Marrakech. A solo 2 horas en avión desde Madrid o Barcelona, Marrakech es una de las ciudades más cautivadoras del mundo; sus bulliciosos zocos y la antigua Medina ofrecen una catarata de sensaciones, vistas, sonidos y aromas exóticos.

 

Uno de los mejores consejos para los viajeros que quieren visitar Marrakech en 2 días es alojarse en la antigua Medina, la parte más céntrica de la ciudad. No solo estarás a poca distancia de la mayoría de los mejores monumentos, museos y zocos de la ciudad, sino que es el sitio ideal para disfrutar de la atmósfera única de la ciudad.

 

Y, dado que la ciudad es relativamente pequeña, es fácil ver Marrakech en dos días si planificas las cosas que quieres hacer. Para ayudarte a descubrir lo mejor de la ciudad, hemos creado esta lista de qué ver en Marrakech en 2 días, diseñada para llevarte por los monumentos más increíbles de la Ciudad Roja en tan solo 48 horas.

 

ITINERARIO PARA 2 DÍAS EN MARRAKECH

 

Día 1: Mañana - Zocos

 

Una de las cosas imprescindibles que hacer en Marrakech en 2 días es pasar una mañana deambulando por los increíbles zocos de la Medina, ¡y así es exactamente como comenzarás tu día!

 

Partiendo de la Jemaa El Fnaa, sube por la calle principal de la medina, Souk Semmarine, y piérdete en el ajetreo y el bullicio de los mercados. A medida que avanzas, te encontrarás con el pintoresco Souk des Teinturiers, famoso por las telas de lana de colores brillantes que cuelgan sobre las calles, y Souk El Haddadine, el zoco de los herreros, donde en medio del incesante golpeteo de los martillos puedes encontrar auténticas gangas en lámparas marroquíes. Acabarás en Rahba Lakdima, una de las plazas más populares de la Medina, famosa por sus cestas y textiles.

 

En ocasiones la Medina puede abrumar un poco, pero ¡no te preocupes! Hay muchos cafés tranquilos diseminados por sus calles, ideales para tomar un té de menta rápido y descansar los pies mientras te relajas. Uno de nuestros favoritos es Dar Cherifa, un elegante café literario ubicado en el patio de una espectacular mansión antigua, justo en el corazón de la Medina.

 

Día 1: Tarde - Madrasa de Ben Youssef y Curtidurías

 

Dirígete hacia el norte y detente para admirar el Almorávide Kubba, uno de los monumentos más antiguos de la ciudad, antes de visitar la espectacular Madrasa de Ben Youssef. Esta escuela coránica del siglo XIV cuenta con algunas de las arquitecturas más impresionantes de todo Marruecos; aquí podrás aprovechar para explorar sus patios y antiguos celdas de estudiantes. Saliendo de la Madrasa, dirígete al este por Rue Bin Lafnadek, hacia la puerta de Bab Debbagh, para visitar las curtidurías de la ciudad. Aunque no son tan famosas como las de Fez, las de Marrakech son probablemente más genuinas y menos turísticas, pero ten en cuenta que el olor puede ser abrumador con el calor del verano.

 

Fuera del Bab Debbagh, coge un taxi de regreso a Jemaa el Fna para ver la puesta de sol tras del emblemático minarete de la Koutoubia antes de prepararte para uno de los espectáculos al aire libre más grandes del mundo: la noche en el Jemaa el Fna. Cada noche, después de ponerse el sol, la plaza se llena de vendedores de comida, encantadores de serpientes, músicos de gnaoua, actuaciones callejeras y miles de turistas y lugareños se acercan a la plaza para divertirse. Sin duda, será uno de los momentos más memorables de tu viaje, y la manera perfecta de culminar tu primer día en Marrakech.

 

Día 2: Mañana - Jardín Majorelle y Palacio El Badi

 

Por supuesto, no todas las cosas que visitar en Marrakech en 2 días se encuentran en la Medina. En tu segundo día, sal de las murallas para pasar una relajante mañana en el Jardín Majorelle, un impresionante jardín propiedad de Yves Saint Laurent. Da un paseo entre las elegantes fuentes o profundiza un poco más en la cultura marroquí en el Museo Bereber ubicado en los jardines.

 

Después, coge un taxi hasta la puerta de Bab Er Robb para visitar las Tumbas Saadíes y admirar sus impresionantes yeserías y hermosos azulejos. A pocos metros se encuentra el Palacio El Badi, un palacio del siglo XVI que hace siglos llegó a ser el más espléndido de la ciudad. Aunque el palacio fue destruido hace mucho tiempo, aún puedes pasear por los terrenos donde una vez estuvo y admirar las puertas monumentales y el hermoso estanque.

 

Día 2: Tarde - Mellah y Palacio de la Bahía

 

Sal del Palacio El Badi en la Place des Ferblantiers, una de los mejores mercados de la ciudad para adquirir lámparas, mesas y otros objetos de metal, antes de entrar en las estrechas calles del Mellah, el antiguo barrio judío de Marrakech. Después de pasear por los mercados de Mellah, visitarás uno de los monumentos más bellos de la ciudad: el Palacio de la Bahía. Con la magnífica decoración de sus patios y sus increíbles techos artesanales, el Palacio de la Bahía rivaliza incluso con la Alhambra por su esplendor.

 

Después, camina para visitar Dar Si Said, un pequeño museo cuyas exhibiciones, francamente, no son gran cosa, pero que alberga un exuberante jardín en su patio lleno de fuentes y pintorescos arcos marroquíes. Un lugar ideal para recuperar el aliento después de un largo día en la ciudad. A medida que avanza la noche, dirígete a la plaza Jemaa el Fna para otro noche de diversión, o también puedes optar por relajarte en uno de los lujosos hammams de la ciudad, como Les Bains de Marrakech, uno de los mejores de la ciudad, a solo 7 minutos a pie de Dar Si Said.

...Leer