Exprime al máximo tu viaje
Con la app de minube
Descargar
¿Dónde querés ir?
¿Te gusta Bulawayo?
Compártelo con el mundo
Entrar con Google +
¿Dónde querés ir?

Reservas Naturales en Bulawayo

reservas naturales en Bulawayo

Reservas Naturales en Bulawayo
Parque Nacional Matobo
(2)
La ciudad de Bulawayo está situada al suroeste del país y para mí la de más encanto. A 30 km al sur de la ciudad está el Parque Nacional de Matobo con una extensión de 425km2y está situado en el núcleo de Matobo Hills (3.000km2 ). Las Matobo se formaron hace unos dos mil millones de años, cuando el granito se vio forzado a subir a la superficie dando lugar a este paisaje lleno de cerros con gigantes rocas de granito de cantos rodados o Kopjes como les llaman localmente. Tiene una vegetación muy variada, con más de 175 especies de aves con un gran número de águilas negras, 88 de mamíferos, 39 de serpientes y 16 de peces. Los mamíferos más destacables son el rinoceronte blanco y negro, el antílope sable, el impala, la jirafa, la cebra, el ñu y el leopardo. Matobos es un importante enclave de pinturas rupestres de unos 13.000 años de antigüedad (Patrimonio de la Humanidad por la Unesco). Las pinturas están en las cuevas de Pomongwe, Nswatugi, Mjelele, Bambata, Inanga. Después de la cálida acogida en Bulawayo no me esperaba que este parque calara tan hondo en mí. Está lleno fuerza, poder y magia. Todas estas formas redondeadas de las rocas en un fantástico e imposible equilibrio, vistas a lo lejos parecen formaciones de castillos y ciudades, y de cerca ves figuras caprichosas con múltiples representaciones, un corazón partido, una cara de elefante, una mujer en burro, una familia ... Arriba en una colina hay unas gigantescas rocas que imponen un gran respeto y admiración, los Ndebele (etnia de la zona con los Shona) lo llaman “El Lugar de los Espíritus Benévolos”, Cecil Rhodes escogió este lugar para ubicar su controvertida tumba y la rebautizó con el nombre de “Vista del Mundo”. Entre todo este paisaje están camufladas las cuevas con las pinturas rupestres con dibujos de jirafas, rinocerontes, hombres cazando y luchando… todo un tesoro escondido en las colinas. Matobo es la morada del rinoceronte blanco, fáciles de ver incluso con sus crías, tuve la inmensa suerte de estar muy cerca de uno en silencio…. solemne, magnífico, vigoroso, mi primer contacto con un gran mamífero … sin palabras. Matobo es hogar del culto oracular del Dios Mwari, cuya voz se cree que se oye desde las rocas. Este poderoso oráculo enlaza a todas las comunidades indígenas de las montañas, donde los espíritus ancestrales viven en los bosques sagrados, montañas, cuevas, árboles y estanques. Dentro de las colinas de Matobo, algunos lugares son conocidos como santuarios y su poder es generalizado. Y no me cabe ninguna duda yo también los sentí.