¿Dónde querés ir?
Compartir
¿Te gusta Narok?
Compártelo con el mundo
Experiencia
Entrar con Google +
Entrar
Añadir experiencia

Poblado Masai en el Masai Mara

+55
Lodge Kilima Dirección

9 opiniones sobre Poblado Masai en el Masai Mara

Fuimos andando hasta el poblado masai...

Fuimos andando hasta el poblado masai más cercano a nuestro lodge (Kilima).

Nos acompañaron los vigilantes masai del propio lodge, habitantes del poblado en cuestión.

El precio anunciado como oficial para entrar en el poblado son 20 USD por persona, pero en Kenia todo es negociable, y entramos por la mitad.

El paseo andando desde el lodge estuvo muy bien, ya que el masai nos fue explicando el uso que le dan a las plantas que se pueden econtrar en aquellas tierras.

Una vez llegamos al poblado, las mujeres cantaron para nosotros y con nosotros (podeis ver el vídeo).

Leer más

Poblado guerrero

Muy bien

Una de las opciones cuando te encuentras en el parque Masai Mara es visitar un poblado Masai; normalmente esta opción no viene incluida en el paquete turístico por lo que el guía te da la opción. A nosotros nos comentaron que era muy turístico, y que no valía la pena, pero aun así decidimos ir.
Y al final valió la pena. Aunque en un primer momento da un poco de cosa ser el centro de atención de todo el poblado, y que las mujeres y hombres se pongan a bailar un baile tradicional en el cual no dudan en hacerte participar sintiéndote un estúpido turista más, dejando de banda estos puntos, merece muy mucho entrar en contacto con la comunidad Masai, entrar en sus casas, en las cocinas sin respiradero, y ver como transcurre su vida cotidiana, y descubrir, que aunque no sean inmunes a las tecnologías y dispongan de teléfonos móviles, aun muchos siguen viviendo de una manera natural y ancestral.

Leer más
+8

Conociendo a los Masai

Desde nuestro hotel, en la Reserva de Masai Mara en Kenia, contratamos una excursión para visitar un poblado Masai. Al principio nos pareció un poco caro, 20 euros por persona, pero luego puedo asegurar que mereció la pena.

Al l llegar nos esperaban los hombres de la tribu, todos vestidos con sus tradicionales mantas de cuadros predominantemente rojas y pañuelos de colores, mientras los niños jugaban alrededor. Uno de los hombres que decía ser el hijo del jefe nos saludó en perfecto inglés y nos habló de sus costumbres, explicando cómo aprovechaban los recursos, cuáles eran sus tradiciones y contestando con orgullo a todas las preguntas.

Leer más
+13
¿Conoces este lugar?
Ayuda a otros viajeros a descubrir con tu experiencia y tus fotos